Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-CURSO DE HISTORIA DEL DERECHO, DE

DOÑA MAFALDA VICTORIA DÍAZ-MELIÁN

DE HANISCH.

2).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

3).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

4).-LA ORATORIA.

5).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

6).-HERÁLDICA.

7).-LA VEXILOLOGÍA.

8).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

9).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

10).-MISCELÁNEO

jueves, 1 de enero de 2015

La ideologia Juche

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; 




 La Torre Juche  oficialmente denominada Torre del ideario Juche, es un monumento situado en Pionyang, la capital de Corea del Norte. Se terminó de construir en 1982.
Se encuentra en la orilla este del río Taedong, enfrente a la plaza Kim Il Sung. Se erigió para conmemorar el 70º cumpleaños de Kim Il Sung. Se dice que fue diseñada por su hijo, Kim Jong-Il.  La estructura tiene una altura de 170 metros con forma de obelisco de cuatro lados que se van estrechando según se asciende. La torre está compuesta por 25.550 bloques (el más alto de los cuales está hecho de granito).
 El número de bloques representa el número de días de vida de Kim Il Sung, es decir, 70 años multiplicado por 365 días (sin contar años bisiestos). La torre está coronada por una antorcha iluminada de 20 metros de altura y 45 toneladas de peso. Es posible subir hasta lo alto de la torre.
Asociada a la torre hay una escultura de 30 metros de altura en la que están representadas tres figuras; una con un martillo, otra con una hoz y la tercera con una pluma de escribir; que simbolizan: el "obrero", el "campesino" y el "intelectual". Hay seis grupos escultóricos más pequeños, cada uno de 10 metros de altura, que simbolizan otros aspectos de la ideología de Kim Il Sung. También cerca de la torre hay un muro con 82 placas conmemorativas, supuestamente enviadas por extranjeros adeptos al régimen. Alrededor de la torre hay, a su vez, fuentes y jardines.
El nombre de la torre proviene de la ideología Juche, desarrollada por Kim Il Sung mediante una combinación de autarquía, autodependencia, tradicionalismo coreano y socialismo.
A pesar de que Pionyang, la capital de Corea del Norte, sufre a menudo apagones de luz, la torre permanece siempre encendida como símbolo de fortaleza del régimen.





El Juche o Zuche es la base que define la ideología, la política y religión de la República Democrática Popular de Corea o Corea del Norte. Una frase atribuida al político Kim Il Sung define juche del siguiente modo: "En pocas palabras, la idea Juche significa que los propietarios únicos de la revolución y la construcción posterior son las masas."

Fundamentos.

El Pensamiento Juche es un sistema filosófico, religioso e ideológico cuya formulación se atribuye al presidente eterno de Corea del Norte Kim Il Sung y cuyo desarrollo se atribuye a su sucesor Kim Jong-il.
Según algunos sectores comunistas el juche supone una desviación del leninismo, del cual surge con el objetivo de adaptarse a la cultura coreana y las necesidades del propio gobierno.
La principal idea es que el hombre y la mujer son los responsables de sus destinos. Esta máxima en un sistema revolucionario traslada al conjunto de personas que componen las masas populares la autoría de la revolución y su desarrollo. De esa manera, cada coreano tiene su parte de responsabilidad en el destino de la colectividad.
La revista norcoreana Korean Review señala que Juche significa adoptar el papel de maestro de la revolución y reconstrucción de tu propio país. Esto significa un proceder independiente y creativo de cada uno con el fin de adaptar las soluciones a los problemas que puedan aparecer en el proceso de revolución y construcción. Así se explica la principal aplicación práctica de esta teoría.

Característica 

Algunas características de Juche son:
1).-Defensa de la independencia económica y política respecto a países extranjeros.
2).-Songun: El aspecto militar es el más importante de la política.
3).-Voluntarismo.
4).-Nacionalismo popular: Exaltación de los símbolos nacionales y la defensa de la patria norcoreana ante la amenaza imperialista.
5).-Respeto y defensa de la cultura tradicional coreana.

Teóricos.

Juche toma el nombre de una teoría filosófica tradicional. Se dice que Juche fue inspirado a Kim Il Sung por el monte Paektu, una cumbre mítica para los coreanos y todo un símbolo de la nación.
Kim Il Sung fue el ideólogo y promotor, con decenas de volúmenes publicados. Otros, como Wang Yan Yop, se encargaron de dar un sentido práctico a sus obras. Kim Il Sung Kim Jong-il están considerados como los auténticos responsables del desarrollo de la doctrina Juche, el primero creándola y el segundo actualizándola según los nuevos retos de la revolución.
Kim Il Sung expuso una doctrina autodefensiva, contrapuesta a la dependencia que adoptaba Corea del Sur respecto a Estados Unidos. Juche ensalza la bandera de la soberanía nacional popular, poniendo el sistema político al margen de influencias externas que puedan afectar al buen desarrollo de la transición al comunismo. De esta manera, Kim Jong-il siguió configurando una doctrina que da un sentido ideológico a la práctica política de la República Democrática Popular de Corea.

Citas.

En 1975, tras aprobarse la Constitución de la República Democrática Popular de Corea de 1972, Kim Il Sung publica ¡Juche!, obra en la que se pone la base de la teoría que da sentido ideológico a la estructura estatal norcoreana. Muestras de su pensamiento son las siguientes frases incluidas en el libro:

Estamos haciendo la revolución coreana. Y todo lo que a ella afecta, los coreanos saben cómo afrontarlo mejor que nadie. El aspecto fundamental de la revolución coreana, y que los coreanos decidimos, es que nuestra fuerza es el factor decisivo en nuestra victoria.
Ningún extranjero puede darnos la receta de qué hacer con nuestra revolución. Para poder llevarla a buen fin con éxito, los coreanos, deben utilizar su cerebro, resolver los problemas con su enfoque, un enfoque que debe hacerse conforme a los intereses de la revolución coreana.
Nuestro partido adoptó con fuerza la idea Juche, para resolver los problemas de la revolución y la construcción del socialismo con independencia, según las condiciones propias de nuestro país, con nuestro propios enfoques; y nosotros, todo el pueblo, formaremos una piña alrededor del espíritu de una autoafirmación que nos llama a crear una revolución y construcción del socialismo y el comunismo en nuestro país, con nuestros enfoques y los recursos de nuestro país, separándonos de la idea de depender de otros.
¡Juche!

¿Qué es la idea Juche?

"Los revolucionarios deben tener como máxima de sus vidas y de sus luchas la verdad de que confiándose y apoyándose en el pueblo, siempre se saldrá victorioso, pero si se es repudiado por éste, se sufrirán mil derrotas" Kim Il Sung - Presidente y líder histórico de la República Popular Democrática de Corea.

La ideología oficial del partido gobernante de la RPDC, el Partido del Trabajo de Corea (PTC) es la idea Juche. La idea Juche fue desarrollada por Kim Il Sung, líder de la revolución coreana y fundador del Partido del Trabajo de Corea. De acuerdo con los comunistas coreanos, la superioridad de la idea Juche consiste en el hecho de que, indicando la posición y el papel del hombre en el mundo, se esclarece de manera más científica la forma en la que el hombre forja su destino.
El problema fundamental de la filosofía es la relación entre el pensar y la existencia y pasa a ser entre el mundo y el hombre. Según los actuales dirigentes coreanos, la idea Juche no es el marxismo-leninismo adaptado a la realidad coreana, sino una nueva ideología, superior al propio marxismo. Es el socialismo científico alzado al máximo exponente. En palabras de Kim Jong Il, principal líder de la RPDC:
"Si el marxismo creyó por primera vez en la concepción revolucionaria del mundo de la clase trabajadora, la idea Juche lo perfecciona, desarrollando una etapa superior."

En sus memorias Kim Il Sung nos revela que durante la lucha revolucionaria "su doctrina", "su credo" fue llamado "iminwichon", que significa considerar al pueblo como el centro de todo. El principio básico de la idea Juche es que las masas populares son dueñas del mundo y de su propio destino.
La RPDC fue fundada en un periodo de crecimiento del movimiento revolucionario del siglo XX, más concretamente en el año 1948, un año antes de la fundación de la República Popular China. Así como las demás revoluciones que triunfaron en Asia, la defensa de la dignidad nacional estaba en primer plano. Para los comunistas coreanos sólo podría existir la defensa de la dignidad nacional si tal lucha estuviese ligada orgánicamente con la lucha por el socialismo.

Patriotismo, nacionalismo y comunismo: ¿alguna contradicción?

Una de las grandes polémicas que perduran dentro del campo de las fuerzas revolucionarias, hasta los días de hoy, es la posibilidad de relacionar ideas nacionalistas con ideas comunistas. Las revoluciones de liberación nacional, como las que tuvieron lugar en Asia y África, demostraron empíricamente que la cuestión nacional es lo que liga a las masas populares de los países subyugados por el dominio económico y militar del imperialismo con el socialismo.
 Con todo, para no generar confusión, es necesario distinguir dos tipos de nacionalismo: aquel profesado por los imperialistas, que legitima agresiones, invasiones y expoliaciones, y el nacionalismo popular de las masas de países subyugados, que defiende los intereses de la nación contra los invasores y la exploración imperialista. En definitiva, se trata de dos conceptos diferentes de nacionalismo: el de la burguesía y el de las masas oprimidas.

En el texto Para comprender correctamente el nacionalismo, Kim Jong Il llama la atención y expone la necesidad de diferenciar el "verdadero nacionalismo" del "nacionalismo de la burguesía". Para él, el nacionalismo burgués se manifiesta como "egoísmo nacional", "exclusivismo" "chauvinismo de gran potencia".
Esa afirmación no es ninguna novedad dentro del movimiento comunista internacional, aunque aun así algunos países socialistas llegaron a cometer ese desvío. Para los comunistas coreanos los grandes clásicos del marxismo-leninismo no dieron respuestas suficientes al respecto del sentimiento nacionalista, debido al gran combate que la teoría revolucionaria llevó a cabo contra esta idea, lo cual permitió que no se tratase correctamente ese aspecto de la teoría.
 Kim Jong Il afirma que: "El nacionalismo no está en contradicción con el internacionalismo. Internacionalismo es ayuda, apoyo y solidaridad entre los países y naciones (...) Para decir la verdad, un internacionalismo al margen de la nación y divorciado del nacionalismo no significa nada."
Otro ejemplo clásico de unión de ideales nacional-patrióticos y comunistas es el caso de Vietnam. Ho Chi Minh, uno de los mayores revolucionarios de la Historia, afirma que fue el patriotismo, y no el comunismo, lo que lo llevó a unirse a Lenin y a la III Internacional.
Teniendo en consideración que en países subyugados por el imperialismo, pueden formar parte de los que llamamos "masas populares" varias clases sociales diferentes (obreros, campesinos, pequeña burguesía, burguesía nacional), es necesario que los comunistas comprendan que su concepción de nacionalismo y patriotismo difiere de la concepción burguesa.
Analizando el caso coreano, muchos sectores de la burguesía nacional afirmaban que tras la liberación de la Patria, lo que debería realizarse era la restauración de la antigua monarquía, o algunos con esperanzas reformistas, afirmaban que el camino correcto a seguir era la construcción del capitalismo.
Los hechos demostraron que solamente los comunistas podrían llevar la lucha revolucionaria del pueblo coreano hasta el final, defendiendo un nacionalismo popular de carácter revolucionario.

Los países asiáticos que realizaron revoluciones socialista y después resistieron la caída del campo socialista no cedieron ni un ápice de su carácter internacionalista. Es un principio de clase inherente a la ideología comunista, pero al mismo tiempo no pueden ceder un ápice de sus intereses nacionales, teniendo en cuenta que el imperialismo todavía amenaza la independencia de los pueblos del mundo y principalmente la soberanía de esos países.
Basta analizar el apoyo que los Estados Unidos dieron, y todavía dan, a los separatistas tibetanos y al Dalai Lama, en la lucha por la desestabilización de la República Popular China. Recordando que la cuestión nacional se hace presente en muchos países del llamado "Tercer Mundo" y no solamente en los países socialistas que todavía existen.
Mas es de recibo abordar otro problema, que nos lleva a defender la todavía presente centralidad de la cuestión nacional en la revolución coreana. Debemos tener en consideración que Corea es un país ocupado y dividido. La RPDC sufre no solamente un poderoso bloqueo económico, sino también militar. El riesgo de una posible guerra todavía es una realidad en la vida del pueblo. Tras el fin de la Guerra de Corea, no fue firmado ningún tratado de paz entre EEUU y Corea Popular. Incentivar el sentimiento patriótico es una manera de estimular el espíritu de las masas en el combate al imperialismo y en la resolución del problema de la reunificación de la patria.
 El problema de la reunificación de la patria solo será debidamente solucionado cuando las tropas americanas abandonen el sur de la península, para que sea el propio pueblo coreano el que resuelva los problemas relevantes a su reunificación nacional pacífica.

El movimiento comunista coreano y la lucha por la liberación de la patria.

El triunfo de la Revolución de Octubre trajo nuevos vientos para todo el mundo y en Asia, obviamente, no fue distinto. En aquella época Corea se encontraba bajo ocupación japonesa y la lucha por la liberación nacional era la principal bandera de lucha de los progresistas coreanos. Fue en ese escenario en el que comenzó el surgimiento de personas adeptas a los ideales comunistas, teniendo en cuenta el declive del nacionalismo burgués.
Antes justo del triunfo de la revolución en Rusia, fue fundada en Corea una organización llamada ANC (Asociación Nacional Coreana). Era una organización clandestina que tenía como objetivo promover la liberación del país y construir un Estado "soberano" y "civilizado".
La base social de la ANC era muy amplia, una organización de masas, que contaba con la presencia de trabajadores, campesinos, estudiantes, militares independentistas, comerciantes, religiosos, etc. Kim Hyong Jik, padre de Kim Il Sung, fue uno de los fundadores de la ANC.
El Partido Comunista de Corea fue fundado en 1925 y disuelto en 1928, tras años de represión brutal y muchas disputas fraccionarias dentro del Partido. Kim Il Sung acostumbraba a tratar con cierto desprecio las diversas facciones que se decían marxistas-leninistas, como era el caso del grupo "Unión Marxista-Leninista" y el "Grupo Hwayo". 
En 1926 Kim Il Sung creó la UDI (Unión para la Derrota del Imperialismo). Al mismo tiempo que permaneció en una escuela militar dirigida por nacionalistas coreanos, fortaleció la idea de que, con aquella ideología (nacionalista burguesa) y los métodos militares utilizados por las fuerzas independentistas, la independencia de Corea no se alcanzaría.
En el acontecer de la lucha revolucionaria, tras el largo proceso de reflexión de los aspectos ideológicos que guiaban la acción de los comunistas coreanos, Kim Il Sung concibe la idea Juche. El objetivo de la nueva idea revolucionaria era el de dotar a las masas populares de una ideología que buscase la independencia de Corea, apoyándose en la propia fuerza del pueblo coreano. Kim Il Sung concluyó que cada nación puede hacer triunfar su revolución solamente bajo su propia responsabilidad, y que los problemas surgidos en el interior del proceso deberían ser solucionados de manera independiente.

La Conferencia de Kalun y el giro de la revolución coreana

El 30 de junio de 1930 tuvo lugar en Kalun (China) una reunión de dirigentes de la Juventud Comunista y Anti-imperialista. Tal reunión representaría un antes y un después en la historia del movimiento comunista coreano. En ella, Kim Il Sung presentó un informe titulado "El camino a seguir por la revolución coreana", que presenta por primera vez las concepciones de la idea Juche. Las principales directrices de la reunión definían:

-La primera etapa de la revolución coreana era democrática, anti-imperialista y anti-feudal
-Las principales fuerzas de la revolución están constituidas por los amplios sectores anti-imperialistas de la sociedad coreana, formados por campesinos, trabajadores, estudiantes, intelectuales, pequeños propietarios, religiosos y capitalistas que poseían alguna conciencia nacional.
-Constituir un Ejército Revolucionario de Corea, que conduciría la Lucha Armada Antijaponesa.
-Fundar de manera independiente un partido revolucionario y comunista, corrigiendo los errores que llevaron a la liquidación del antiguo Partido.

La primera organización del nuevo Partido surge tras la clausura de la Conferencia de Kalun y es llamada Asociación de Camaradas Konsol. Más tarde, se constituye el Ejército Revolucionario de Corea. La nueva orientación surgida en la Conferencia de Kalun gana el apoyo de la Internacional Comunista.
Después de duras batallas, en 1945, finalmente, el pueblo coreano vence al imperialismo japonés; el pueblo coreano, a través de sus organizaciones clandestinas, el Ejército Popular Revolucionario y el Ejército Rojo de la URSS fueron los principales actores de la revolución coreana. Comités Populares se expandieron por todo el territorio coreano, constituyendo así un órgano de poder popular constituido por el propio pueblo coreano.
La lucha revolucionaria del pueblo coreano nace de la lucha por la independencia, que comenzó a estar más organizada tras la fundación de la ANC. Incluso después de años de luchas por la liberación, la revolución coreana está inconclusa. El país sigue ocupado por fuerzas imperialistas, estacionadas en el sur, que impiden el antiguo sueño de las masas populares coreanas por la independencia.
 El imperialismo americano impone al pueblo coreano una nueva experiencia de humillación: la división del país. En un país ocupado, bloqueado, que sufre amenazas constantes de la más poderosa máquina de guerra de la Historia, la idea Juche representa la sistematización teórica de la larga trayectoria revolucionaria del pueblo coreano, de su anhelo por la autonomía, adecuando los principios básicos del socialismo científico a la realidad coreana.


Creador de esta idiologia Kim Il-sung

(15 de abril de 1912 - 8 de julio de 1994) fue un político socialista, creador de la ideología Juche y jefe de Estado de Corea del Norte desde 1948 hasta su muerte, momento en el que la Asamblea Suprema del Pueblo designó a su hijo Kim Jong-il como presidente.
Tuvo los cargos de Primer Ministro desde 1948 hasta 1972, y Presidente en adelante. Asimismo, era secretario general del Partido del Trabajo de Corea y fue elegido Presidente Eterno de la República. El aparato propagandístico  del Estado llevó a que los ciudadanos le llamaran Gran Líder. Su cumpleaños y la fecha de su muerte son conmemoraciones nacionales en Corea del Norte.

Inicios de su carrera política

Su nombre de nacimiento era Kim Sŏng-ju y probablemente nació en Mangyondae, cerca de Pionyang, Corea, entonces un protectorado bajo ocupación japonesa. La familia de Kim era resueltamente opuesta a los japoneses, y en 1920 tuvieron que huir a China. Kim fue enviado a un colegio en Jilin, pero su educación oficial finalizó cuando fue arrestado y encarcelado por actividades subversivas. Formó parte de guerrillas antijaponesas en el norte de China, y llegó a militar en una guerrilla liderada por el Partido Comunista de China, partido al que se unió en 1931.
Kim luchó en su unidad desde 1935, y fue ascendiendo hasta llegar a comandante en 1941, cuando los japoneses empujaron las guerrillas al norte de China. Durante este período adoptó el nombre de Kim Il Sung, que había sido el de otro luchador antijaponés muerto en combate. Escapó a la Unión Soviética y fue enviado a un campo cerca de Jabárovsk, donde las guerrillas comunistas coreanas colaboraban con las fuerzas soviéticas. Kim pasó a ser capitán del Ejército Rojo.
Cuando volvió a Corea en septiembre de 1945 (después del fin de la Segunda Guerra Mundial y la rendición incondicional de Japón con la consiguiente retirada de las tropas japonesas de la península coreana) junto con las fuerzas soviéticas, quedó el sector norte bajo su control, después de haber sido elegido —con la ayuda de la URSS— jefe del comité popular provisional, aunque en ese momento no era líder del partido comunista, cuyos cuadros se encontraban en Seúl, en la zona ocupada en el sur por Estados Unidos.

Líder de Corea del Norte

En 1948, debido a una polarización política e ideológica entre ambos gobiernos coreanos, la reunificación del país no era posible. Kim pasó a ser Primer Ministro de la República Democrática Popular de Corea. El partido comunista surgió por la unión de distintos grupos. Tras la fusión de la organización con la contrapartida del Sur, se formó el Partido del Trabajo de Corea.
El 25 de junio de 1950, Corea del Norte lanzó un ataque con el objeto de liberar Corea del Sur y de unificar el país bajo un gobierno único socialista. Entonces, los líderes de Estados Unidos y sus aliados creían que Stalin había ordenado este ataque, produciéndose la llamada guerra de Corea, el primer conflicto bélico de las potencias ganadoras en la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos y la Unión Soviética, conocido con el nombre genérico de Guerra Fría.
El material de archivo apunta a que fue una decisión de Corea del Norte no dirigida desde Moscú. Las fuerzas norcoreanas tomaron Seúl y ocuparon la mayor parte del sur, pero tropas de las Naciones Unidas (encabezadas por Estados Unidos) recuperaron Seúl y posteriormente Pionyang, ante lo cual Kim y su gobierno huyeron a China.
En noviembre, fuerzas chinas entraron en la guerra e hicieron partir a las tropas de las Naciones Unidas, ocupando Pionyang y Seúl entre 1950 y 1951. Seúl volvió a ser controlado por las Naciones Unidas, y en 1953 el país quedó dividido definitivamente en dos partes.
Corea había sido devastada por la guerra. El gobierno norcoreano desarrolló planes económicos quinquenales (del mismo modo que en la Unión Soviética), centrados en el desarrollo de la industria pesada, el desarrollo militar y la colectivización de la agricultura.
Durante los años cincuenta Kim era visto como un comunista ortodoxo, leal a los principios soviéticos. Pero durante el conflicto chino-soviético de los años sesenta, Kim maniobró para mantener cierta neutralidad, aunque finalmente criticó las posiciones maoístas de China. En ese momento desarrolló la ideología Juche, de autoconfianza, que llevó a un mayor aislamiento del resto del mundo.
Una nueva constitución fue aprobada en diciembre de 1972. En 1980 el congreso nacional aprobó que el próximo jefe de Estado sería su hijo Kim Jong-il.

Últimos años.

En este momento Corea del Norte se encontraba con grandes problemas económicos. Los efectos prácticos de Juche llevaron a eliminar prácticamente el comercio exterior, y las relaciones económicas con China se redujeron tras las reformas lideradas por Deng Xiaoping. El fin del bloque soviético aumentó los problemas de Corea del Norte.
Kim Il Sung se casó dos veces. Su primera mujer, Kim Chong-suk, dio a luz dos hijos (entre ellos Kim Jong-il; el otro murió en un accidente nadando) y una hija; Kim Chong-suk murió dando a luz. Kim se casó posteriormente con Kim Song-ae y se piensa que tuvieron cuatro hijos juntos. Uno de ellos, Kim Pyong-il, gozaba de presencia política hasta que fue alejado y virtualmente expulsado luego de ser nombrado embajador en Hungría.

Muerte

A comienzos de los 90, Corea del Norte quedó aislada del mundo exterior a causa de la caída del bloque soviético, manteniendo la excepción de un comercio limitado y los contactos con China, Rusia, Vietnam y Cuba. Su economía se paralizó por enormes gastos en armamentos, y el sector agrícola era incapaz de alimentar a la población. Al mismo tiempo, los medios de comunicación estatales continuaron alabando el nombre de Kim.
El 8 de julio de 1994, a los 82 años, Kim Il-sung se desmayó por un repentino ataque al corazón. Después, Kim Jong-il ordenó al equipo de médicos que estaban constantemente al lado de su padre que se marchara  para que fuera atendido por los doctores de Pyongyang. Después de varias horas, y a pesar del esfuerzo médico por salvarlo, finalmente falleció. Después del período de luto confuciano tradicional, su muerte se anunció treinta horas más tarde.
La muerte de Kim Il-sung dio lugar a un período de luto de diez días, declarado por Kim Jong-il. Su funeral en Pyongyang contó con la presencia de cientos de miles de personas de todas partes del país. El cuerpo de Kim Il-sung fue expuesto en público en el mausoleo del Palacio Memorial de Kumsusan, donde su cuerpo embalsamado y conservado se encuentra actualmente bajo un ataúd de cristal para fines de visualización. La cabeza descansa sobre una almohada, estilo coreano, y está cubierto por la bandera del Partido del Trabajo de Corea.

Culto a la personalidad

En la Colina Mansu de la capital norcoreana Pyongyang se ha erigido el "Gran Monumento Kim Il Sung" en honor al denominado "Gran Líder", cuya estatua está rodeada por más de 200 esculturas que representan a personas luchando contra la ocupación japonesa. Otras referencias en honor a Kim son la Universidad Kim Il-sung, el Estadio Kim Il-sung, el Puente Kim Il-Sung y la estatua del inmortal Kim Il-Sung. También es tradicional que los recién casados de Corea del Norte, inmediatamente después de la boda, vayan a la cercana estatua de Kim Il-Sung para ofrendar flores a sus pies.
La imagen de Kim Il-Sung es frecuente en lugares cotidianos, como el transporte público, el Metro de Pyongyang, escuelas, aeropuertos, hospitales, hasta en los hogares. También está en el paso fronterizo entre China y Corea del Norte. Su retrato aparece en los billetes del won norcoreano y estampillas. Miles de regalos a Kim Il-Sung de personalidades extranjeras se conservan en el Centro Internacional de la Amistad

No hay comentarios:

Publicar un comentario