Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-CURSO DE HISTORIA DEL DERECHO, DE

DOÑA MAFALDA VICTORIA DÍAZ-MELIÁN

DE HANISCH.

2).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

3).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

4).-LA ORATORIA.

5).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

6).-HERÁLDICA.

7).-LA VEXILOLOGÍA.

8).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

9).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

10).-MISCELÁNEO

martes, 19 de marzo de 2013

Palacio del parlamento de de Cataluña

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán

Introducción 

El Palacio del Parlamento de Cataluña (en catalán, Palau del Parlament de Catalunya) se encuentra en el parque de la Ciudadela, en Barcelona (España). Es la sede del Parlamento de Cataluña, una institución heredera de las antiguas Cortes Catalanas. El edificio fue construido como arsenal de la antigua fortaleza de la Ciudadela, obra de Joris Prosper Van Verboom realizada entre 1716 y 1748.
salon de planos

El edificio fue construido como arsenal para la fortaleza de la Ciudadela, un enclave militar erigido por orden de Felipe V para dominar Barcelona tras la Guerra de Sucesión Española, en la que Cataluña había estado en el bando del contrincante de Felipe, Carlos de Austria. El proyecto fue encargado al ingeniero militar de origen flamenco Joris Prosper Van Verboom, y realizado entre 1716 y 1748. En el siglo xix Barcelona dejó de ser considerada plaza fuerte y por fin, gracias a la Revolución de 1868, se procedió a la demolición de la Ciudadela, de la que solo quedaron la capilla (actual Parroquia Castrense), el palacio del gobernador (actualmente un instituto de educación secundaria) y el arsenal, que es la sede del Parlamento de Cataluña.


Fachada del Palacio del Parlamento.

El edificio del arsenal tiene 5532 m², con dos plantas y desván, y fue construido con piedra de Montjuic y baldosas rojas. De estilo clasicista francés, presenta una planta cruciforme y dos pisos con galerías abovedadas, y cuatro patios entre los brazos de la cruz. La fachada destaca por un conjunto de arcadas que forman un porche en la planta baja.
mesa del parlamento
El palacio fue restaurado por Pere Falqués con vistas a la celebración de la Exposición Universal de 1888, en que fue residencia de la familia real. Sobre el trazado original Falqués abrió unos balcones en el primer piso y convirtió el patio central en una escalera de honor; posteriormente, entre 1904 y 1915 añadió dos cuerpos laterales al edificio principal. En el interior, Falqués desarrolló una decoración de estilo modernista, inspirada en la Ópera de París, destacando elementos ornamentales como escudos, herrajes, artesonados y esgrafiados. También decoró la fachada exterior con esgrafiados, y colocó en la misma, a la altura del desván, el escudo de piedra que había en la antigua puerta del Socorro de la Ciudadela, con el blasón de armas de la Casa de Borbón. En 1900 el edificio fue destinado a Museo Municipal de Arte Decorativo y Arqueológico de Barcelona.
En 1927 se acondicionó el jardín situado frente al palacio, antiguo patio de armas de la Ciudadela, con un diseño de Jean-Claude Nicolas Forestier; se colocó entonces en medio del lago la escultura Desconsuelo, de Josep Llimona (actualmente una copia, ya que el original se halla en el MNAC).
estatua desconsuelo.

En 1932 se realizó una nueva decoración a cargo de Santiago Marco, con el fin ya marcado de acoger el Parlamento de Cataluña, tras la proclamación de la Segunda República; entonces el antiguo Salón del Trono se convirtió en Salón de Sesiones. Fue entonces cuando el escudo de los Borbones de la fachada fue sustituido por las cuatro barras del escudo de Cataluña.
Tras la Guerra Civil el edificio volvió a ser destinado a fines militares, hasta que en 1945 se destinó a sede del Museo de Arte Moderno de Cataluña.​ Con la instauración del franquismo, se cambió de nuevo el escudo de Cataluña por el de Borbón, recien a comienzo del siglo XXI, instaló escudo de Cataluña nuevo.
Con la llegada de la democracia, en 1977 volvió a ser sede del Parlamento, fecha en la que el edificio fue rehabilitado; de nuevo se cambió el escudo de Borbón por el de Cataluña.​ Por último, tras el traslado del Museo de Arte Moderno al Palacio Nacional de Montjuic —sede del MNAC— en 2004, el edificio fue destinado por completo a su función parlamentaria.
El palacio ha tenido continuas rehabilitaciones con el paso del tiempo, ya que por su fecha de construcción carecía de sistemas de cimentación, y el peso del edificio ha provocado constantes problemas de humedades por capilaridad y pequeños hundimientos

La disposición actual

La puerta principal del Palacio del Parlamento, en el que Pedro Falcara mezcla diferentes estilos arquitectónicos y combina la madera, el hierro forjado y el bronce, da paso a una cancela donde está el cuerpo de guardia de los Mossos. Del cancel estando, por otra puerta se accede al vestíbulo de entrada, columnado en parte, donde hay un servicio de identificación.
La planta noble del Palau. La claraboya que cubre la escalera de honor

Desde el vestíbulo se accede a la planta noble del Palacio por la escalera de honor, en la sala 10 o polivalente en el fondo, en las dependencias de la Dirección de Estudios Parlamentarios al fondo a la derecha, en las dependencias del Departamento de Infraestructuras, Equipamientos y Seguridad al fondo a la izquierda, o bien, pasada la puerta principal giratoria, girar a la izquierda y entrar en uno de los patios del antiguo arsenal, convertido ahora en el Auditorio, donde se hacen actos institucionales, conferencias y las recepciones más numerosas, y se registran entrevistas y debates para el Canal Parlamento.
Cúpula de cristal de la Sala Auditorio.

 Esta sala, que se inauguró en 2003, es cubierta con una cúpula de cristal cortado, obra de André Ricard, que incorpora el centro el escudo de la Generalidad. Los muros del patio, con los balcones y los ventanales originales de Pere Falqués, recuperan la sobria brillo mediterránea, apreciable especialmente si se contemplan desde la planta noble. El suelo, de mármol, también dibuja el escudo de la Generalidad.
El Salón de los Candelabros.

Volviendo al vestíbulo, el estilo moderno y funcional del Auditorio contrasta con la suntuosidad de la escalera de honor, cubierta por una claraboya de vidrio y hierro forjado de estilo modernista. La escalera, de mármol blanco y con balaustrada en todo el entorno, conduce a la llamada planta noble del Palau. A su alrededor, se distribuyen varias puertas, a través de las cuales se puede acceder a los despachos oficiales del presidente de la Generalitat y de los consejeros del Gobierno, en el despacho de la Secretaría General del Parlamento y en varias salas de comisiones.
En lo alto de la escalera, está el vestíbulo de honor de la planta noble, llamado también Salón de los Candelabros porque los elementos de alumbrado y decoración principales de este espacio son ocho candelabros de bronce de gran tamaño. El techo de vuelta de este salón merece atención, no sólo por los motivos ornamentales que enmarcan las figuras alegóricas femeninas que lo decoran, sino también por el trampantojo, que produce la ilusión de que la pintura es un relieve.
Junto que da a la fachada del Palacio, el Salón de los Candelabros termina en la llamada Sala de Grupos, que es la sala de comisiones más grande del Parlamento y que durante la sexta legislatura fue modificada y acondicionada para hacer reuniones de la Diputación Permanente, de las comisiones y de los grupos parlamentarios, y actos institucionales de pequeño formato. El techo de madera de esta sala, decorada en tonos rojos y grana, no es el original, que era casi a quince metros de altura. Por necesidades de espacio del Palau, esta sala se partió temporalmente en dos pisos y se habilita a la parte superior, al mismo nivel de la buhardilla del edificio, para hacer tres salas más, destinadas a tener reuniones de comisiones, de ponencias parlamentarias y de grupos de trabajo. El techo original, de madera y hierro decorado.

Al otro lado del Salón de los Candelabros está el crucero central del edificio del Palacio del Parlamento, de forma octogonal y coronado por una cúpula cubierta interiormente por una claraboya de madera y vidrio. El crucero une los cuatro brazos de las naves interiores del edificio: hay dos perpendiculares a la fachada, uno de los cuales está constituido por el Salón de los Candelabros y la Sala de Grupos, y el otro por el espacio que ocupa el hemiciclo; los otros dos brazos, paralelos a la fachada, conforman las dos salas de pasos perdidos.

Sala de Sesiones

El hemiciclo actual, que originariamente fue proyectado por Falcara como Salón del Trono, es decorado con artesonado de madera sobre columnas de mármol con capiteles de bronce. Habilidad en 1932 como Salón de Sesiones del Parlamento, inicialmente fue amueblado con un sillería en forma de U, pero al año siguiente el decorador Santiago Marco modificó la disposición y lo transformó en un hemiciclo con ochenta y cinco sillones tapizados de terciopelo naranja y nueve sillones tapizados de terciopelo rojo para el banco del Gobierno. Detrás los escaños de los miembros del Parlamento se construyeron dos palcos a ambos lados del hemiciclo con barandillas de mármol, destinadas a las personalidades con invitación oficial. En el fondo del Salón, continuando en elevación gradual, se pusieron filas de bancos para la prensa y el público.
En 1980 se tuvieron que colocar bancos en el espacio entre los palcos para meter los cincuenta miembros más de que constaba el Parlamento restaurado, y en 1986 se completó la reforma convirtiendo estos bancos en butacas, que continúan la disposición en hemiciclo, para lo cual hubo que retirar los palcos de autoridades y personalidades y reducir el espacio del público. 
También se tuvieron que hacer modificaciones para incorporar las nuevas tecnologías en el Salón: en otoño de 1996 se instaló un sistema de votación electrónica y el año 2002, cuatro cámaras para producir una señal audiovisual institucional de las sesiones plenarias.
Escudo catalán  en el Parlamento de Cataluña

Escudo de Armas del rey Felipe V

Al fondo del hemiciclo, detrás del espacio destinado al público, una puerta de cristal conduce a un anexo, en el que el Área del Audiovisual realiza, registra y controla técnicamente todas las sesiones del Pleno y las comisiones, y también los actos institucionales que se hacen en espacios en los que hay cámaras de televisión. Abajo hay una sala de prensa para las televisiones, desde la que éstas se pueden conectar a la señal institucional de televisión del Parlamento y registrarlo, para llevar a cabo su tarea informativa.
A ambos lados del hemiciclo hay dos pasillos, a los que se llega desde las puertas batientes del Salón de Sesiones. Al fondo del pasillo derecho está la escalera que da acceso a la zona de público del hemiciclo. En este mismo pasillo, ante la puerta principal del ala derecha del hemiciclo están las dependencias del Departamento de Comunicación.
En el otro lado, por el pasillo izquierdo se puede acceder a las dependencias y los despachos del Grupo Parlamentario de Ciutadans.
Dejando atrás los dos brazos perpendiculares a la fachada y volviendo al crucero octogonal, se pueden ver los dos brazos paralelos a la fachada, que completan el crucero. Son, como ya se ha dicho, los que forman las salas de pasos perdidos, llamadas Salón Rosa la de la izquierda y Salón Gris la de la derecha.
El Salón Rosa, a la izquierda de la nave transversal, tiene pilastras de mármol rosa y una serie de columnas de mármol verde embutidas dentro estructuras de hierro decoradas con bronce, y lleva el despacho de audiencias, con un techo y una decoración remarcables , que es la sede de los actos institucionales y las audiencias oficiales del presidente.
A mano derecha están los servicios del Gabinete de Presidencia y el Departamento de Relaciones Institucionales y, entre estos despachos y el de Presidencia, un pasillo de nueva construcción lleva a una de las dos alas exteriores, construidas por Falqués en 1915 con piedra de Montjuïc y ladrillo roja. Esta ala, que ha sido recuperada como espacio para el Parlamento durante las legislaturas sexta y séptima, es paralela a la nave central y acoge los despachos de trabajo de los diputados del Grupo Parlamentario de Ciudadanos, en la planta superior, situada a nivel de la planta noble, y los de los diputados del Grupo Parlamentario Socialistas y Unidos para Avanzar, los del Grupo Parlamentario de Cataluña en Común Podemos y los del Subgrupo Parlamentario de la Candidatura de Unidad Popular - Llamada Constituyente en la planta inferior, situada a pie de calle.
A mano izquierda del despacho de audiencias está el pasillo que lleva a los despachos de las vicepresidencias y llega en el ángulo izquierdo de la fachada principal, donde se encuentra la sala de reunión de la Mesa del Parlamento y de la Junta de Portavoces.
Un pasillo con decoraciones cerámicas une esta banda con el vestíbulo de honor de la planta noble y da acceso a los cuatro despachos de las secretarías de la Mesa del Parlamento y una de las dos escaleras interiores que unen las tres plantas del Palau.
Ambas escaleras interiores son gemelas con respecto a la disposición, la estructura y la decoración, y están unidas interiormente por una pasarela, en la planta desván, que da acceso a las tres salas que hay justo encima de la sala de Grupos. Subiendo por la escalera de la banda izquierda, se llega directamente al ala izquierda de la buhardilla, formadas por series de grandes cerchas de madera y hierro que soportan la cubierta del edificio, las cuales han sido aprovechadas como elemento decorativo. En esta ala izquierda están los despachos de los Servicios Jurídicos, el del letrado mayor, el de la Oficina Presupuestaria, el de la Oficina de Aran, el de la Oficina de Acción Exterior y de Relaciones con la Unión Europa, el de la Oficina de Calidad Normativa.
detalle de fachada


El brazo derecho de la nave transversal de la planta noble, o Salón Gris, decorado con pilastras de mármol de este color, a lo largo de todo su lateral izquierdo comunica con la sala de conferencias de prensa, a la que se accede desde de ese mismo pasillo. Al fondo del pasillo, y en el extremo opuesto al despacho de audiencias, está la sala 1 de comisiones, que, tal como ocurre en el otro extremo del Palau, comunica con un pasillo de nueva construcción que lleva a la otra ala exterior, añadida por Falcara, donde están las dependencias y los despachos del Grupo Parlamentario de Juntos por Cataluña. Justo debajo de estos despachos, en la planta baja, a pie de calle, están las dependencias y despachos del Grupo Parlamentario Republicano y del Subgrupo Parlamentario del Partido Popular de Cataluña.
Al inicio de este pasillo, junto a la sala 1, hay otra sala y unas escaleras que llevan a la sala de prensa destinada a la prensa escrita, las agencias de noticias y las radios, donde los representantes de los medios de comunicación pueden seguir, a través del circuito cerrado de televisión, la señal institucional de los plenos, las comisiones y los actos institucionales para hacer su trabajo.
Las salas y algunos pasillos de la planta noble tienen los techos decorados con artesonados o con vigas que combinan con una gran originalidad la madera, el hierro forjado, el bronce y los mármoles de colores, y constituyen pequeñas sinfonías visuales de una gran belleza. Algunos otros pasillos, en cambio, son de obra y están decorados con piezas de cerámica.
El Salón Gris comunica, por medio de unas arcadas, con la escalera de honor. Desde el vestíbulo de la planta noble, a la derecha de la Sala de Grupos, se ve una escalera interior, por la que se puede acceder directamente al ala derecha de la buhardilla del edificio, recuperada con los mismos criterios decorativos de el ala izquierda y habilitada para alojar las dependencias del Departamento de Informática y Telecomunicaciones y del Departamento de Gestión Parlamentaria, a las que también se puede llegar en ascensor desde la planta baja. Una pasarela comunica la banda derecha y la izquierda de la planta de la buhardilla.
A excepción de la Diada u otras ocasiones especiales, los ciudadanos no entran en el Palau del Parlamento por la puerta principal, sino que lo hacen por otra que está situada más a la derecha. En este acceso, hay otro servicio de identificación y de recepción.
Desde el ala derecha del Palacio, una vez pasado el servicio de identificación, por el pasillo que hay a mano izquierda, se puede acceder al vestíbulo de entrada del edificio. En este sector se encuentra el servicio de visitas guiadas y Mayordomía.
En el pasillo del ala derecha del Palau, hay, a mano izquierda, el Servicio de Reprografía y el almacén de distribución de publicaciones ya mano derecha, las dependencias del Departamento de Asesoramiento Lingüístico y, en un segundo piso habilitado en la parte superior, las del Departamento de Ediciones. Al final del pasillo, a mano derecha, está la Biblioteca del Parlamento, con una sala de lectura que da a un patio verja exterior.
Por necesidades de espacio en el Palau, esta sala se partió temporalmente en dos pisos y se habilita a la parte superior.
En el ala izquierda del Palacio está el dispensario médico y las dependencias del Departamento de Auditoría de Cuentas y Tesorería, y de los Servicios Educativos, la tienda del Parlamento y el bar restaurante, inaugurado en 2008, que da a otro patio verja exterior.

Datos arquitectónicos 


Plantas 3
Superficie 5532 m²

Plaza de armas
Plaza
La antigua plaza de armas de la Ciudadela fue remodelada en 1921 con un proyecto del paisajista francés Jean-Claude Nicolas Forestier. Llegado a Barcelona en 1915 para el ajardinamiento de la montaña de Montjuïc de cara a la celebración de la Exposición Internacional, se aprovechó su presencia para el diseño de esta zona del parque, que aún no había sido reconvertida desde su anterior uso militar. El proyecto de Forestier es de 1916, aunque no se ejecutó hasta 1921, fecha en que desapareció el parque de atracciones Saturno Park, ubicado en la plaza.
El proyecto de Forestier se enmarcó en un estilo clasicista acorde con el marco arquitectónico que lo envuelve, los edificios de la antigua fortaleza del siglo xviii. Dentro del trazado rectangular de la plaza situó en el centro un estanque ovalado rodeado de una serie de parterres que proyectan en conjunto la misma forma ovalada. Forestier escogió para la vegetación árboles de pequeño tamaño y arbustos, más adecuados a la geometría del trazado y a la contemplación visual del entorno. Para presidir el conjunto en el centro del estanque escogió la escultura Desconsuelo, de Josep Llimona, una obra modernista que se convertiría en uno de los emblemas del parque —la que se encuentra actualmente en el parque es una copia, ya que el original fue trasladado al Museo Nacional de Arte de Cataluña—.
En 1927 el director de Parques y jardines, Nicolau Maria Rubió i Tudurí, discípulo de Forestier, amplió el trazado diseñado por el paisajista francés en sus dos extremos, hacia el lago y hacia el paseo Militar. En cada uno de estos costados situó también obras de arte: la Diosa de Josep Dunyach y el Monumento a los voluntarios catalanes en la guerra de 1914, de Josep Clarà, ambas de estilo novecentista. El lado oriental fue posteriormente aglutinado al Zoo y la escultura de Dunyach fue trasladada al paseo de los Álamos.

La plaza de armas tiene actualmente el nombre de plaza de Joan Fiveller, consejero del Ayuntamiento de Barcelona a finales del siglo xv, famoso por el llamado «enfrentamiento del vectigal» con el rey Fernando I, que lo convirtió en símbolo de las libertades municipales ante el poder real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario