Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-CURSO DE HISTORIA DEL DERECHO, DE

DOÑA MAFALDA VICTORIA DÍAZ-MELIÁN

DE HANISCH.

2).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

3).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

4).-LA ORATORIA.

5).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

6).-HERÁLDICA.

7).-LA VEXILOLOGÍA.

8).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

9).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

10).-MISCELÁNEO

jueves, 21 de mayo de 2015

Los barcos, veleros y los yate

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; 


barco 
Barcos 

Un barco es cualquier construcción cóncava y fusiforme, de madera, metal, fibra de vidrio u otro material, incluso de hormigón, como el SS Faith que, por su forma, es capaz de flotar en el agua y que se utiliza para navegar como medio de transporte. Es, por consiguiente, un término genérico con el que se puede referir tanto a una ligera canoa como a un portaaviones.






Los veleros

Un velero es una embarcación en la cual la acción del viento sobre su aparejo constituye su forma principal de propulsión. La distinción en lo que constituye un velero y un barco varían según la región y la cultura marítima.
Contrariamente a lo que suele suponerse, la propulsión de la embarcación no se produce por el mero empuje del viento sobre las velas. Si así fuera los veleros serían muy poco maniobrables y sólo podrían navegar en la dirección del viento.
Esta circunstancia fue cierta durante la utilización exclusiva de velas cuadradas -y efectivamente, con una limitación seria de la maniobrabilidad, lo que llevó a combinar durante siglos la vela con los remos, para poder avanzar cuando el viento era desfavorable-, pero la aparición de nuevos aparejos con velas triangulares o trapezoidales unidas al palo por un solo borde (llamado gratil) permitió ampliar la capacidad de maniobra de los barcos al aprovechar otras fuerzas, que serían descritas por el físico Daniel Bernoulli en 1738.
Cuando un velero recibe viento de través o en ceñida, el aire recorre la curvatura de la vela. El flujo de aire que atraviesa por la parte convexa de la vela (lado de sotavento) encuentra un canal más estrecho, y, para poder atravesarlo, sufre una aceleración respecto del aire circundante, que produce al mismo tiempo una disminución de la presión. Por el contrario, el flujo de aire que pasa por la parte cóncava de la vela (lado de barlovento) encuentra un canal más amplio y sufre una desaceleración respecto del aire circundante, al mismo tiempo que un aumento de la presión.
Cuanto más viento llega hasta la vela, más potente es este efecto: al disminuir la presión del lado de sotavento, mayor caudal de aire recibe cuando se divide el flujo que llega hasta la vela, debido a que el aire es atraído por las zonas de baja presión.
El efecto exactamente contrario sucede en el lado de barlovento: a mayor presión, menor aire que es atraído y que debe recorrer el espacio ampliado por la concavidad de la vela; más disminuye la velocidad y más aumenta la presión; hasta que se llega a un punto de equilibrio que es cuando se alcanza la máxima velocidad para esas condiciones de viento.
La fuerza total producida por la acción del viento sobre la vela, como puede apreciarse en el esquema, es oblicua respecto de la dirección de la embarcación, y la descomposición de esa fuerza determina que la fuerza mayor es perpendicular a la dirección del barco. Esa fuerza es compensada por la acción de la quilla, del quillote o de la orza, y del timón, que reducen (aunque no eliminan) la tendencia a navegar de costado hacia sotavento y limitan la inclinación del velero (denominada escora)

Los yates

(del inglés yacht) es todo buque o embarcación de recreo.

Su propulsión puede ser:

A motor, con uno o varios motores que pueden ser fueraborda o integrados en el casco de la nave.
A vela.

Tipos según su casco:

Pueden ser monocasco o multicasco, como los catamaranes o los trimaranes.

Veleros según palos

Goletas
goletas
Una goleta es un buque de vela de dos o más mástiles -las ha habido hasta de siete palos-, siendo el mayor el de mesana, con el aparejo formado por velas áuricas (cangrejas y escandalosas) y velas de cuchillo (foques y velas de estay); es decir, velas dispuestas en el palo siguiendo la línea de crujía, de proa a popa, en vez de montadas en vergas transversales, como las velas cuadradas.
La goleta aparece en el siglo XVIII y tiene características funcionales parecidas al bergantín, del que se diferencia principalmente por su aparejo. Es un buque capaz de alcanzar gran velocidad en ceñida y través, y se empleó de forma parecida al bergantín, aunque por su menor tamaño se destinaba más a actividades mercantes de cabotaje. El aparejo de cuchillo requiere menos personal para su manejo. Las goletas solían ser de menor desplazamiento que los bergantines, aunque también las hubo de más tonelaje, que se emplearon en navegación entre continentes, y en algún caso hasta de tres palos.
Las goletas ordinarias se pueden clasificar en las de estayes y las áuricas (o «bermudianas»). Las primeras aparejan velas de estay entre los mástiles, mientras que las segundas emplean en esa posición velas áuricas (cangrejas y escandalosas). Todas ellas incorporan foques entre el primer mástil y el bauprés y velas áuricas por detrás del último palo.
Embarcaciones con variantes del aparejo de la goleta, además del bergantín-goleta (palo trinquete aparejado de cruz, como por ejemplo el Juan Sebastián Elcano) son la goleta de velacho, con una o dos de tales velas en el trinquete (el palo más cercano a proa); goleta de gavias (trinquete con cangreja, escandalosa y gavias en mayor); goleta-polacra, mayor aparejado de goleta y trinquete con dos velas cuadradas y cangreja, sin cofas ni cruceta; pailebot (vela de gavia baja en trinquete) y queche, con los mismos aparejos, siendo el trinquete el palo mayor.

Bergantín 
bergantin 
El bergantín es una embarcación de dos palos, el mayor y el trinquete, con bauprés y velas cuadradas. Por vela mayor tiene una gran cangreja y, a veces, otra mayor redonda.

El bergantín apareció a mediados del siglo XVI y se empleó de forma generalizada hasta el siglo XIX. Se caracterizó por la gran superficie de velamen que era capaz de desplegar para su desplazamiento, que llegaba hasta 600 t, la rapidez, agilidad en la maniobra y adecuación para el transporte. Los bergantines se emplearon, principalmente, para el tráfico mercante, pero también como buques corsarios debido a que su gran velocidad les permitía escapar de navíos y fragatas y dar alcance a cualquier transporte. Por esta razón, las armadas incorporaron a sus flotas el bergantín haciéndole portar hasta una docena de piezas de artillería en cubierta para tareas de exploración y lucha contra la piratería.

El bergantín-goleta es un buque, de dos o más palos, que lleva un velamen mixto entre el del bergantín y el de la goleta, generalmente velas cuadradas en el trinquete y el resto de los palos con velas de cuchillo. Por ejemplo, el Juan Sebastián Elcano, de la Armada española o El Buque escuela Esmeralda de la Armada de Chile son, por su velamen, un bergantín-goleta.

Otro buque derivado del bergantín es el bricbarca, de tres o más palos con los dos primeros de aparejo cuadrado y el resto de cuchillo, disposición usual en las corbetas.

Otro ejemplo de velero bergantín es el ARC Gloria, el Buque Escuela e Insignia de la Academia Naval de la Armada de Colombia. Construido en España en 1968, es el más pequeño y antiguo de cuatro veleros hermanos: Simón Bolívar, Guayas, Cuauhtemoc y el propio Gloria. El Gloria es un velero tipo bergantín-barca, con una eslora de 67 m, manga de 10,6 m, un desplazamiento de 1300 t y una tripulación de 10 oficiales, 37 suboficiales, 70 alumnos, 3 infantes de marina y 10 civiles.

Clases de veleros





Un cúter

 (del inglés cutter) puede referirse a varios tipos de barco:
Un barco de vela con un solo mástil, dos o más velas, con frecuencia un bauprés, y el mástil fijado más a popa que en las balandras.
Un chinchorro impulsado a remos, velas o motor, utilizado para el transporte de pasajeros o de mercancías ligeras.
Un tipo de barco de guerra de pequeña o mediana envergadura, utilizado por servicios como la Guardia Costera de Estados Unidos.










lucre

Se llama lugre a un buque pequeño, a veces, entablado o de tingladillo, de mucho calado a popa.
Suele tener tres palos y velas tarquinas o al tercio sobre las cuales se pueden poner unas gavias volantes. Los hay de guerra que llevan de ocho a diez piezas de artillería.
lucre
Polacra



La polacra tiene el casco semejante al jabeque con dos palos tiples, sin cofas ni crucetas y con el mismo velamen que los bergantines aunque con la ventaja sobre estos de que arriando las velas superiores quedan al socaire de las inferiores y se aferran con facilidad. Algunas tienen de goleta el palo mayor y se denominan polacras-.goletas y otras lo gastan con cofa y se llaman bergantines-polacras. En el Mediterráneo, se llama también pollacra.

Se llama polacra a una embarcación de cruz.



El navío de línea

El navío de línea fue un tipo de buque de guerra de tres palos con aparejo de velas cuadras y de dos a tres cubiertas artilladas. Se le llamó así porque fue el tipo de buque utilizado en una nueva formación de combate de las escuadras navales, formación utilizada entre los siglos XVII y XIX y en la que los navíos se alineaban los unos detrás de los otros para formar un muro de artillería que pudiera disparar simultáneamente densas salvas contra la flota enemiga.

Fragata

El Montañés, fue un navío de línea de la Armada Española construido el la ría de Ferrol y sufragado por las gentes de Cantabria.​ Se construyó siguiendo el sistema de Romero Landa según la serie de los San Ildefonsos. Los planos constructivos serían modificados por Retamosa para afinar las formas de carenda. Fue botado en mayo de 1794, entró en servicio en 1795 y participó en la batalla de Trafalgar.
Era un buque muy rápido para su época, que llegó a dar 14 nudos con viento a favor y 10 ciñendo, su velocidad normal, era de 10 y 8 nudos respectivamente. Su obra viva estaba forrada por unas 2400 planchas de cobre y su armamento era de 74 cañones.

fragata

Fragata

El término fragata es muy anterior a la navegación a vapor y a las escuadras de naves blindadas de la segunda mitad del siglo XIX. Desde el siglo XVII las fragatas eran buques de tres palos, más ligeros que los navíos de línea que formaban el núcleo principal de las escuadras de vela. Disponían como máximo de dos cubiertas y por lo normal artillada solo una o, todo lo más, con una pequeña batería en la segunda y con un número total de piezas que raramente excedía de 30, aunque en algún caso llegaba a 50.
Su misión en la época de la vela era muy parecida a la del crucero protegido de finales del XIX y del crucero ligero de comienzos del siglo XX: proteger el tráfico mercante ultramarino, siendo muy importante su participación en la lucha contra corsarios por su velocidad; atacar el tráfico del enemigo en caso de guerra y, en las unidades más grandes y mejor preparadas, combatir en auxilio de los navíos de línea; desempeñaba una importante misión destacada en exploración por delante y por los flancos de la armada en una época en la que no existían radares ni radios para enterarse de dónde podía estar el peligro.

fragata

La fragata (Q-2) ARA Libertad, construida en el Astillero Río Santiago, es un buque de vela con gavias dobles (cinco vergas por palo que puede bracearse hasta 45°) y tres palos cruzados (trinquete, mayor y mesana), perteneciente a la Flota de Mar de la Armada Argentina. La altura máxima del palo mayor es de 49,8 m y tiene seis guinches eléctricos para maniobra de velas. Tiene 27 velas de dacron, son 15 cuadras, 5 foques, 6 cuchillas y una cangreja, con una superficie total de 2652 m², siendo éste un buque escuela. La Fragata Libertad tiene como misión completar la formación profesional de los guardiamarinas de la Armada Argentina, contribuyendo al incremento de sus conocimientos marítimos e integrándolos a la vida en el mar. Asimismo, contribuye a la política exterior representando a la República Argentina en los puertos en los que recala, donde difunde la realidad geográfica, cultural y productiva de su país.

Desde su entrega, la Fragata ha recorrido más de 800 000 millas náuticas alrededor del mundo y fuera de su apostadero ha pasado el equivalente a 17 años en el mar. Por sus cubiertas han pasado y se han formado alrededor de 11 000 marinos de la Armada Argentina, fomentando las relaciones navales internacionales, estrechando los vínculos profesionales y de amistad con las armadas de otros países. En más de treinta y cinco viajes de instrucción que ha realizado, visitó 58 países y más de 400 puertos extranjeros.

La fragata (Q-2) ARA Libertad


Nota

De una forma genérica (que no se enfaden los puristas), se podrían denominar mástiles a todos aquellos palos principales del buque; palos situados (con alguna excepción) en un plano vertical con respecto a la eslora de este.
El resto de palos que componen la arboladura de un buque de vela, también con alguna excepción, se denominarían vergas; que no son otra cosa que perchas (palos de menor entidad que los mástiles) situadas perpendicularmente a estos (a los mástiles) en un plano horizontal con respecto a la eslora del buque.

Pero para no complicar más la cosa, creo que lo mejor es ir por partes.

Veamos los mástiles:

Como casi todo lo que hay a bordo de un barco (y mucho más en uno de vela), los mástiles tienen sus respectivos nombres.

El situado más a popa se denomina de MESANA. El situado en el centro del barco es el MAYOR, y el que está más a proa es el TRINQUETE.

Además de estos tres mástiles, existe otro denominado BAUPRES; el cual, con una determinada inclinación sale desde el casco del barco a proa.



1º TRINQUETE,  2º MAYOR,  3º MESANA,  4º BAUPRÉS.

En el caso de ser barcos de dos mástiles, los nombres de estos son: Mayor (el que está más a proa) y Mesana, el de popa. Si hablamos de buques de cuatro mástiles, por norma general se mantienen las denominaciones principales Trinquete, Mayor y Mesana; siendo el cuarto palo (contado desde la proa sería el tercero), el denominado de CONTRAMESANA o BUENAVENTURA.



1º TRINQUETE, 2º MAYOR, 3º CONTRAMESANA, 4º MESANA, 5º BAUPRÉS.

En barcos de cinco mástiles, la denominación del quinto varía; aunque por norma general, el quinto mástil (sería el cuarto desde la proa) se podría denominar SEGUNDA CONTRAMESANA.

Pero como sobre los mástiles y sus nombres aun quedan algunas cosas básicas por decir, lo dejo para otra ocasión.

Termino con una anécdota.

En el siglo XVIII, en la época de los grandes navíos, como las tripulaciones, en gran medida, eran de leva (literalmente se obligaba a determinadas personas a embarcarse como marineros), en los barcos españoles, los mástiles y algunas vergas llevaban clavadas una carta de la baraja. Así, la marinería inexperta, hasta que se iba haciendo con la terminología, sabía que debía trabajar en el mástil o verga que tenía una determinada carta de la baraja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario