Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

2).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

3).-LA ORATORIA.

4).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

5).-HERÁLDICA.

6).-LA VEXILOLOGÍA.

7).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

8).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

9).-MISCELÁNEO


sábado, 19 de mayo de 2012

36.-Las monedas de euro (Marcas de la ceca)


  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin;  Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán; 

MONEDAS DE EURO DE FRANCIA

Se acuñan en la sede de Pessac de la Casa de la Moneda de París y cuentan con las siglas RF de République française (República Francesa en francés) y la marca de ceca que consiste en la cornucopia de Pessac Münzzeichen. Además también incluyen la marca del director de la ceca que es personal. Desde 1999 ha habido cinco directores:

Pierre Rodier (1999-2000): Cuya marca era una abeja.
Gérard Buquoy (2001-2002): Cuya marca era una herradura.
Serge Levet (2003): Cuya marca era un corazón.
Hubert Lariviere (2004-2010): Cuya marca era un cuerno de caza.
Yves Sampo (2011-): Cuya marca es un hexágono que contiene las letras «YS» y «AGMP» por Yves Sampo y su equipo.
La Casa de la Moneda de París las pone a la venta en sets en calidad BU con distintos motivos (normal, el principito, caída del primer diente, Jean Giraud/Moebius) y calidad proof.

MONEDAS DE EURO DE BÉLGICA
Emblema de ceca y director de casa moneda


La cabeza es la marca de ceca, es decir, la marca de la «fábrica» donde la moneda fue acuñada. En el caso de Bélgica, es la cabeza del arcángel Gabriel, con una cruz latina en su frente, marca que pertenece a la Real Casa de Moneda de Bélgica. En cuanto a la balanza, es la marca del director de ceca, esto es, del director de la Real Casa de Moneda de Bélgica, Romain Coenen. En el año 2009 Coenen fue sucedido por Serge Lesens, cuya marca es una pluma.

Marca de D. Bernard Gillard, 2013-2016

Nueva marca, >2017, Ingrid van Herzele

Los 8 valores del euro: caras nacionales belgas de la 1ª serie. 


Las monedas circulantes y las conmemorativas en 2016 se emitieron con la marca del gato, pero la moneda de colección de 10€ (plata) y la de 50€ (oro) ya llevaron acuñada esta nueva marca. Incluso se emitió una medalla (plata, oro y cuproniquel) con este motivo, la nueva marca con el nombre de Ingrid van Herzele.



MONEDAS DE EURO DE PAÍSES BAJOS

Las moneda holandesas tiene las marca del director  de la  casa de moneda y la marca de ceca. Esta tradición data del siglo XV.

El signo de la izquierda es la marca el director de casa de moneda.
El signo derecho es de la Casa de la Moneda de Utrecht.

La marca en la izquierda es el  director de la casa de moneda;
y el emblema de las derecho es el emblema de la casa de moneda





Con la salida de Maarten Brouwer como Director de la KNM (Casa moneda de Holanda) por un período de casi 15 años, las monedas con la marca "Velero" concluyeron. Con carácter temporal su puesto ha sido transferido al interino Kees Bruinsma. 
Desde 1807 las monedas holandesas están equipadas con la marca Director de Ceca y cuando hay un Director interino, Holanda utiliza la marca de su antecesor pero la marca con un estrella; así, Todas las monedas en 2016, por lo tanto llevan la marca interinidad "Velero con estrella".

Este hecho ocurrió por última vez en 2002. Esto hace que los monedas del 2016 sean especiales, aun no se conoce si dicha marca estará solo en las carteras BU y PROOF o también en las piezas para circulación.

martes, 15 de mayo de 2012

35.-Franco suizo

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán; 


El franco (en alemán: Franken, francés y romanche: franc, e italiano: franco) es la moneda oficial de Suiza y Liechtenstein. También es de curso legal en los enclaves italiano y alemán de Campione d'Italia y Büsingen am Hochrhein, donde circula junto al euro. El Banco Nacional Suizo es el encargado de emitir los billetes, y la Swissmint federal acuña las monedas.

El franco suizo es la única moneda denominada en francos que queda en Europa. Se divide en 100 céntimos (en alemán: Rappen, en francés: centime, en italiano: centesimo, y en romanche: rap). Su código ISO 4217, utilizado por la mayoría de los bancos e instituciones financieras, es CHF, aunque la abreviatura Fr. también se emplea de manera menos oficial.
franco suizo


franco suizo

Historia

Antes de 1798, cerca de 75 entidades acuñaban moneda en Suiza, entre las que se incluían 25 cantones y semicantones, 16 ciudades, abadías... lo que dio como resultado casi 860 tipos diferentes de monedas en circulación, con diferentes valores, denominaciones y sistemas monetarios. Entre estas monedas se encontraban los táleros de Berna, Zúrich, Basilea, Ginebra, el florín de Friburgo, etc.

Franco de la República Helvética, 1798-1803

En 1798, la República Helvética introdujo un nuevo sistema monetario basado en el tálero de Berna, dividido en 10 batzen o 100 rappen. El franco suizo equivalía a 6 gramos y tres cuartos de plata pura, o 1½ franco francés. Este franco se emitió hasta el final de la República Helvética en 1803, pero sirvió como modelo para las monedas de muchos cantones de la reformada Confederación Suiza.
Algunas de estas monedas fueron el franco de Argovia, Appenzell, Basilea, Berna, Ginebra, Zúrich, Lucerna, Friburgo, Glaris, Tesino y un largo etcétera.

Franco de la Confederación Helvética, 1850-

Aunque alrededor de 22 cantones y semicantones emitieron moneda propia entre 1803 y 1850, menos del 15% del dinero en circulación en Suiza en 1850 se producía de manera local, siendo el resto moneda extranjera, principalmente del dinero que traían de vuelta los mercenarios. Además, algunos bancos privados comenzaron a emitir los primeros billetes, por lo que al final hubo cerca de 8000 monedas y billetes diferentes circulando a la vez, haciendo del sistema monetario algo complejo.

Para solucionar el problema, la nueva Constitución Federal suiza de 1848 especificaba que el Gobierno Federal sería la única entidad autorizada para emitir dinero en Suiza. Dos años más tarde le siguió la primera ley federal monetaria, aprobada por la Asamblea Federal el 7 de mayo de 1850, que introducía el franco como unidad monetaria de Suiza. El franco se introdujo a la par con el franco francés. Sustituyó a las diferentes monedas de los cantones suizos, muchos de los cuales estuvieron utilizando el franco (dividido en 10 batzen o 100 rappen) y que equivalía a 1½ franco francés.

En 1865, Francia, Bélgica, Italia y Suiza crearon la Unión Monetaria Latina, en la que acordaron fijar sus monedas nacionales a una base de 4,50 gramos de plata o 0,290322 gramos de oro. Aunque durante la década de 1920 la unión empezó a desvanecerse y finalizó sus acuerdos de manera oficial en 1927, el franco suizo siguió manteniendo la misma tasa de cambio hasta 1936, cuando sufrió su única devaluación el 27 de septiembre durante la Gran Depresión. La moneda se devaluó un 30% tras las devaluaciones de la libra esterlina, el dólar estadounidense y el franco francés. En 1945, Suiza se sumó a los Acuerdos de Bretton Woods y fijó el franco al dólar con una tasa de cambio de 4,30221 CHF por dólar. Esta tasa cambió a 4,375 CHF en 1949.
Entre mediados de 2003 y 2006, la tasa de cambio del franco con el euro se ha mantenido estable alrededor de 1,55 CHF por euro, por lo que el franco suizo ha caído y subido junto al euro frente al dólar y otras divisas. En marzo de 2008 se cambiaba por primera vez a 1 dólar.
Históricamente, el franco suizo se ha considerado una moneda segura, con índices de inflación relativamente bajos y estables5​6​7​ y un requisito legal en el que puede ser respaldado en un 40% de su valor con reservas de oro.8​ Sin embargo, esta fijación al oro, que data desde los años 20, terminó el 1 de mayo de 2000 después de un referéndum. En marzo de 2005, tras un programa de venta de oro, el Banco Nacional Suizo tenía 1.290 toneladas de oro en reservas, que equivalían al 20% de sus recursos.

En septiembre de 2011, ante la fuerte demanda del franco como valor refugio debido a la crisis del sistema financiero, el banco central suizo decide restringir el tipo de cambio del franco frente al euro, imponiendo una tasa de cambio mínima de 1,20 francos por euro. La razón argumentada es el riesgo que suponía para la economía suiza una excesiva sobrevaloración de su moneda. Desde la fecha de la introducción de dicho límite en la tasa de cambio, este ha permanecido alrededor de dicho valor con ligeras variaciones.

El 15 de enero de 2015, el Banco Nacional de Suiza abandonó la tasa de cambio mínima de 1,20 francos por euro, cortando los tipos de interés de los depósitos bancarios hasta el -0,75% desde el -0,25%.​ El franco subió hasta 0,8052 por euro (o más de 30%) antes de descender hasta 1,059 francos por euro el mismo día.
franco suizo

franco suizo

franco suizo

franco suizo

franco suizo

franco suizo


franco suizo


franco suizo

franco suizo
franco suizo


Monedas

República Helvética

Entre 1798 y 1803 se acuñaron monedas de vellón en denominaciones de 1 rappen, ½ batzen y 1 batzen. También se emitieron monedas de plata de 5, 10, 20 y 40 batzen. Esta última moneda también podía encontrarse denominada como de 4 francos. En 1800 se acuñaron monedas de oro de 16 y 32 francos.

Confederación Helvética

En 1850, se introdujeron monedas en denominaciones de 1, 2, 5, 10, 20 rappen, ½, 1, 2 y 5 francos, siendo las de 1 y 2 rappen de bronce, las de 5, 10 y 20 rappen de vellón, y el resto en plata de 900 milésimas. Entre 1860 y 1863 la cantidad de plata se redujo a 800 milésimas, antes de que se adoptara el estándar francés en 1875 de 835 milésimas excepto en las monedas de 5 francos. En 1879, el vellón fue sustituido por el cuproníquel en las monedas de 5 y 10 rappen, y por el níquel en las de 20 rappen.
Las dos guerras mundiales tuvieron un escaso efecto en el sistema monetario suizo, emitiéndose de manera temporal monedas en latón y zinc. En 1931, el tamaño de las monedas de 5 francos se redujo de los 25 gramos a los 15, y el contenido en plata también se redujo a 835 milésimas. Al año siguiente, el níquel sustituyó al cuproníquel en las monedas de 5 y 10 rappen.
A finales de la década de 1960, debido a la fijación con el dólar estadounidense, los precios de los aranceles crecieron de manera significativa. El material utilizado para acuñar las monedas excedía con creces del valor facial, y muchas monedas se estaban empleando para fundirlas y vender el metal, lo que llevó al gobierno a declarar estas prácticas ilegales. Lo anterior llevó a la introducción de monedas de ½, 1, 2 y 5 francos hechas en cuproníquel en 1968, en tanto que las monedas de plata fueron retiradas de circulación el 1 de abril de 1971.
Las monedas de 1 rappen se han seguido acuñando hasta 2006 en pequeñas cantidades, ya que no jugaban ningún papel importante en la economía suiza desde el último cuarto del siglo XX. La gente que podía justificar el uso de las monedas de 1 rappen por motivos monetarios podía obtenerlas con su valor facial. Sin embargo el resto, como coleccionistas, tendrían que pagar cuatro veces su valor facial más por moneda para cubrir los gastos de producción, que habían excedido el valor facial de la moneda desde hacía mucho tiempo. A finales de la década de 1970 la moneda cayó en desuso. No obstante, no se retiró de la circulación hasta el 1 de enero de 2007. La moneda de 2 rappen no se acuña desde 1974, y se desmonetizó el 1 de enero de 1978.
La moneda de 5 rappen continúa en uso y sigue siendo de curso legal a pesar de que el coste de producción de la misma es de 11 rappen. Una de las principales razones del gobierno para no deshacerse de esta moneda es que todavía se usa a la hora de poner el precio de bienes y servicios, como por ejemplo los sellos de 85 rappen. El servicio de correos suizo está estudiando la posibilidad de incrementar el precio, o bien eliminar este tipo de servicio de segunda clase.
Los diseños de las monedas casi no han variado desde 1879. Entre los cambios más notables se encuentran los nuevos diseños de monedas de 5 francos de 1888, 1922, 1924 y 1931. Desde 1948 se utiliza un nuevo diseño para las monedas de bronce. En 1983 se modificó el número de estrellas que aparecen en las monedas, que pasaron de 22 a 23.
Las monedas de 10 rappen acuñadas desde 1879 hasta el día de hoy (exceptuando los periodos comprendidos entre 1918-1919 y 1932-1939) tienen el mismo diseño, tamaño y composición, y todavía pueden encontrarse en circulación. Todas las monedas suizas tienen las leyendas inscritas en latín.
Además de estas monedas generales para la circulación, se han acuñado varias series conmemorativas, tanto bimetálicas, como en oro o en plata. Aunque estas monedas no son de curso legal, se pueden cambiar por su valor facial en las oficinas de correo o en las sedes del Banco Nacional.

martes, 1 de mayo de 2012

34.-Monedas árabes en España

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán;  

España, Califato de Córdoba - Al Hakam II, dinar de oro acuñado en Madinat al-Zahra (ciudad palatina junto a la actual ciudad de Córdoba en Andalucía), en el año 359 A.H. (970 d.C.). 

El dírham o dírhem (en árabe: درهم) era una antigua moneda de plata utilizada en varios puntos del mundo islámico que valía la décima parte del dinar de oro. El nombre dírham procede del griego dracma (δραχμή).

Con el nombre de felús se designa genéricamente a un tipo de monedas de escaso valor que se acuñaron en España durante la época de la dominación musulmana. Eran monedas de cobre (a diferencia de la mayoría de las monedas arábigo-españolas, que eran de oro o de plata) y se acuñaron ocasionalmente, de manera exclusiva durante la época inicial de la invasión musulmana de España, en los siglos III y IV de la Hégira (hacia los siglos IX y siglo X de la era cristiana), y en el reino nazarí de Granada El nombre procede de árabe marroquí "flus", pl. "fulus", y éste término a su vez procede del griego antiguo "phóllis" (φόλλις), que llegó al árabe a través del arameo). 

El sistema monetario se fundamentaba en tres monedas: el dinar, el dirham y el felús

El dinar era de oro y se inspiraba en la moneda del emperador bizantino Heraclio. Fue acuñada por primera vez por Abdelmalik en los años 695-697 d.C. (76-78 de la Hégira), el dirham era de plata y valía 1/10 de dinar. El felús se acuñaba de cobre.
En las monedas islámicas únicamente aparecían leyendas proclamando la unicidad de Dios y su preferencia por la misión profética de Mahoma “En el nombre de Alá, no hay dios sino Alá, Mahoma es el emisario de Alá”. A lo largo de los siglos VIII y IX, fueron apareciendo otros elementos no religiosos en los textos como los nombre de gobernadores, califas, y personajes en la línea de sucesión dinástica.

33.-Real de vellón

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán
80 reales de oro de José I Bonaparte (1812).

En el siglo XIX, el rey José I mandó acuñar  el «real de vellón» (nombre de la aleación de cobre y plata en que estaba acuñado), con una equivalencia de 2,5 reales de vellón por cada real de plata.

1 real de plata = 2,5 reales de vellón

Desde el reinado de Isabel II tan solo acuñó monedas con facial expresado en reales de vellón. Desde entonces, un real equivalía a 25 céntimos de peseta. Hasta el final de la peseta, a las monedas de 50 céntimos se las denominó «de dos reales».


      EQUIVALENCIAS      
Real
Real de vellón
8 escudos320 reales
4 escudos160 reales
2 escudos80 reales
8 reales20 reales
4 reales10 reales
2 reales5 reales
1 real2½ reales
1/2 real1¼ real
8 maravedíes
4 maravedíes
2 maravedíes
1 maravedí

Acuñación de reales de vellón.

José I Bonaparte

Con la denominación expresada en reales de vellón, José I Bonaparte acuñó piezas de 8 maravedíes en bronce, 1, 2, 4, 10 y 20 reales en plata y 80 y 320 reales en oro.

Fernando VII

Durante el reinado de Fernando VII se emitieron 1, 2, 4 y 8 maravedís en cobre, 4, 10 y 20 reales en plata y 80, 160 y 320 reales en oro. 

Isabel II
Se acuñaron monedas de plata con valores de, 20 – 10 – 4 – 2 y 1 reales de vellón.
Antes de la primera reforma monetaria decimal, durante el reinado de Isabel II se acuñaron monedas de 1, 2, 4 y 8 maravedís en cobre, 1, 2, 4, 10 y 20 reales en plata y 80 reales en oro.

Posteriormente, desde 1850, se adoptó el sistema decimal que dividía al real de vellón en 10 décimas o en 100 céntimos de real, aunque las monedas anteriores al nuevo sistema nunca perdieron su valor adquisitivo y, por tanto, seguían normalmente en circulación. Fueron acuñadas monedas de ½, 1 y 2 décimas, así como de ½ real en cobre, 5, 10 y 25 céntimos de real también en cobre y 20, 40 y 100 reales en oro.

Todas estas monedas emitidas bajo la denominación «de vellón» fueron acuñadas por casas de la moneda radicadas en la península. Las piezas de oro se acuñaron mayoritariamente en la Real Casa de la Moneda de Madrid y en la de Sevilla.