Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

2).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

3).-LA ORATORIA.

4).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

5).-HERÁLDICA.

6).-LA VEXILOLOGÍA.

7).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

8).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

9).-MISCELÁNEO


jueves, 22 de noviembre de 2012

57.-Martinelli moneda de balboa

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán



Si las monedas tuvieran sentimientos, esta estaría seriamente acomplejada.

 
La monedita que nadie quiere.

Acabo de salir del súper. El gentil muchacho que me empacó el mercado, me acompañó al garaje y metió las bolsas en el baúl del carro, trató de disimularlo pero igual pude ver la decepción en su cara cuando le di la propina. ¿Será que pensó que le di un “cuara”? Qué va, sabe que es un martinelli, pero estas monedas no hallan gracia con nadie. Aunque vale un dólar, es como plata de segunda categoría.
Cuando voy a la farmacia y tengo que pagar 90 centavos con un billete de $5, el cajero me advierte, un poquito apenado, “solo tengo martinellis, ¿no le molesta?”, a lo que le contesto “plata es plata” (igual, si solo tiene martinellis, ¿de qué me sirve rezongar o rehusarme a que me dé $4 de vuelto en las infames monedas?). Luego procede a explicarme que hay gente que simple y llanamente se niega a aceptar la oveja negra del dinero. Pobre moneda, ¿qué culpa tiene de su dudoso origen y malhabida reputación? 
Hasta el nombre con el que ha sido bautizada tiene connotaciones medio despectivas.
Por supuesto, prefiero billetes a  ese poco de monedas pesadas que ocupan espacio y que nadie quiere. No es nada más que te las encaletaron a ti, sino que sabes que va a ser engorroso deshacerte de ellas. Es como una papa caliente. Quieres deshacerte rápido de ellas, pero no encuentras cómo. Las máquinas dispensadoras de sodas y burundangas no las reciben, no puedes usarlas ni para pagar el estacionamiento, y los parquímetros tampoco las aceptan. Y cuando vas a utilizarlas de propina, te miran feo.
Si tienes billetes de un dólar y martinellis, apuesto que vas a tratar de gastar primero las monedas. Es más, sospecho que la mayoría de las personas prefiere tener cuatro “cuaras” en su billetera que un solo martinelli. Por lo menos yo, cuando tengo que pagar algo y las uso, me invade una sensación de triunfo. Eso es lo que se siente. Como meter un gol.
Lástima que no valen su peso en oro. Tal vez así la cosa sería diferente.



Monedas de un balboa 

El rechazo a la moneda de un balboa (dólar) conocida como "Martinelli" continúa tanto entre los propios panameños como extranjeros de paso por el país pues su valor circulante es solamente local.


 
  07/08/2012

Los panameños son reacios a atesorar el balboa al igual que los bancos porque no está respaldado por el dólar
El rechazo a la moneda de un balboa (dólar) conocida como “Martinelli” continúa tanto entre los propios panameños como extranjeros de paso por el país pues su valor circulante es solamente local.
El Ministerio de Economía y Finanzas ha explicado en reiteradas ocasiones que aunque la dolarización en Panamá data de 1903 y el país carece de moneda propia que lo inhibe como emisor, sí hay precedentes de acuñación de circulante, como las monedas fraccionarias de uno a 50 céntimos.
No obstante los panameños son reacios a atesorar el balboa al igual que los bancos porque no está respaldado por el dólar. De hecho, el balboa es solo un concepto, pues la moneda circulante con valor como tal es la divisa estadounidense.
El gobierno argumenta su decisión de ir sustituyendo el billete de papel de baja nominación con el ahorro que significa, pues está demostrado que éste se deteriora en seis meses lo cual obliga a estarlo adquiriendo constantemente de la Reserva Federal de Estados Unidos.
La moneda de metal es duradera y como se acuña por el país los costos son menores. Las protestas se deben a que cada vez hay menos billetes de a uno y más “Martinellis”, confirmó Alberto Diamond, superintendente de bancos.
Según el gobierno, la acuñación inicial del balboa demandó una inversión cercana a 10 millones de dólares y produjo un señoreaje de 30 millones que ingresaron a las arcas del Tesoro Nacional. Se estudia acuñar monedas de dos y cinco dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario