Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

2).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

3).-LA ORATORIA.

4).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

5).-HERÁLDICA.

6).-LA VEXILOLOGÍA.

7).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

8).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

9).-MISCELÁNEO


viernes, 13 de abril de 2012

26.-Sistema monetario de Monarquía Hispana


  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán; 

Las principales monedas


   EQUIVALENCIAS      
Real
Real de vellón
8 escudos320 reales
4 escudos160 reales
2 escudos80 reales
8 reales20 reales
4 reales10 reales
2 reales5 reales
1 real2½ reales
1/2 real1¼ real
8 maravedíes
4 maravedíes
2 maravedíes
1 maravedí

 
 El escudo de oro (1535-1833)
2 Escudo Perú Oro Carlos III de España (1716 -1788)
En 1535 se acuña por primera vez en Barcelona una moneda de oro con un peso de 3,4 gramos y un valor de 350 maravedíes, esta moneda estaba destinada a pagar los gastos de la Expedición a Túnez.
Pero no es hasta el reinado de Felipe II cuando el escudo de oro se convierte en la principal unidad monetaria de todo el territorio español, estando subdividido a su vez en reales y maravedíes. Desde la época de Felipe II hasta tiempos de Fernando VII se acuñan monedas en diferentes metales y denominaciones, pero todas ellas con el escudo como unidad de referencia, ya que éste equivalía bien a 16 reales de plata o a 40 reales de vellón.

Monedas

Las monedas de oro se emitieron con faciales de ½, 1, 2, 4 y 8 escudos. La pieza de 2 escudos era conocida por el nombre de doblón, pues su peso correspondía exactamente al doble que el de la moneda de un escudo, 6,77 gramos de oro. Además de estas monedas también fueron emitidas entre 1809 y 1839 otras similares compuestas del mismo metal, pureza y peso, con valores de 80, 160 y 320 reales de vellón (2, 4 y 8 escudos).
El diseño de estas monedas estaba formado por el busto del monarca reinante en el anverso y por el escudo real en el reverso, además todas llevaban inscrita la letra correspondiente a la ceca en la que se acuñaron. La mayoría de las piezas de oro fueron acuñadas en las cecas de Madrid y Sevilla, y por tanto estas monedas llevaban grabadas bien una M o una S.


   El doblón
Doblón de oro de 8 escudos, acuñado en México el año 1798.
(también denominado excelente​ ) fue una moneda de oro española que equivalía a dos escudos o 32 reales y pesaba 6,77 gramos (0,218 onzas troy). Originalmente el "Doblón" fue llamado así porque representaba un valor igual al de dos excelentes de oro, la moneda introducida en España desde 1497 por los Reyes Católicos, pero posteriormente el nombre de doblón se asignó a prácticamente todas las monedas de oro acuñadas en el imperio español que fuesen de valor igual o superior a dos escudos. Así, existieron el doblón de a cuatro (igual a cuatro escudos, que pesaba 13,5 gramos), o el doblón de a ocho (equivalente a ocho escudos, con un peso de 27 gramos).
Los doblones eran acuñados en España, México, Perú y Nueva Granada. El término «doblón» se utilizó por primera vez para describir al excelente de oro, posiblemente debido a que valía dos ducados o al doble retrato de los Reyes Católicos Fernando e Isabel.

En España, los doblones fueron monedas de curso legal hasta mediados del siglo XIX. En 1859, Isabel II reemplazó al escudo por los reales, como base del doblón; además, sustituyó al doblón de 6,77 g por otro nuevo y más pesado que equivalía a 100 reales y pesaba 8,3771 g (0,268 onzas troy). Los últimos doblones españoles (que indicaban la denominación de 80 reales) fueron acuñados en 1849. Las colonias españolas de México, Perú y Nueva Granada continuaron acuñando doblones luego de independizarse.

Las colonias portuguesas también han acuñado doblones llamados dobrão (con el mismo significado).
En Europa, el doblón se convirtió en el modelo de muchas otras monedas de oro, entre las que se incluyen el Louis d'or francés, la doppia italiana, el duplone suizo, el pistole del norte de Alemania y el Friedrich d'or prusiano.

  
Real de Plata

Se conoce por el nombre de real a dos unidades monetarias distintas acuñadas en plata que circularon, a veces de forma paralela, tanto en la España peninsular como en la de ultramar. La primera moneda acuñada con esa denominación data del siglo XIV por la Corona de Castilla..
El real español era una moneda de plata de 3,35 gramos que empezó a circular en Castilla en el siglo XIV y fue la base del sistema monetario español hasta mediados del siglo XIX. En 1480, durante el reinado de Isabel y Fernando, se fijó su valor en 31 maravedíes.​ 
A partir del año 1497 pasó a valer 34 maravedíes por la Pragmática de Medina del Campo, que estableció en detalle el peso y la cantidad de plata que debía poseer el real acuñado (1 marco de plata = 67 monedas de real),​ además de ordenar la presencia de la sigla del ensayador respectivo en cada moneda, así como la sigla de la ceca (Casa de Moneda) donde fuera acuñada. Su cambio en época de Felipe II seguía siendo de 1 real de plata por 34 maravedíes y, a su vez, 1 escudo de oro por 16 reales de plata. Durante el reinado de Felipe II, entre los años 1556 y 1598, se acuñaron escudos con un peso de 3,4 gramos de oro, cada uno de ellos equivalente a 544 maravedíes.
La Pragmática de 1497 definió además otras dos monedas de plata, submúltiplos del real: el medio real y el octavo de real, este último de forma cuadrada.​ No definió, sin embargo, monedas de plata de valor superior al real. Estas fueron añadidas en el siglo XVI por los sucesores de Isabel y Fernando: Carlos I y Felipe II. Los múltiplos eran las monedas de 2 reales, 4 reales y la conocida y famosa pieza de 8 reales o «real de a 8».


Tamaños relativos de las monedas de plata castellanas, 
entre 1/4 y 8 reales, según un documento de 1657.

Dichas monedas fueron producidas en gran cantidad durante los siglos XVI, XVII y XVIII, no solo en las cecas de la España peninsular sino también y mayormente en las de ultramar, como en las cecas de Ciudad de México, activa desde 1535; Lima, Perú, activa desde 1568; Potosí, Bolivia, activa desde 1574; Bogotá, Colombia, activa desde 1627; Santiago, Chile, activa desde 1749; y Popoyán, Colombia, activa desde 1758. 
Tal abundancia de cecas en diversos lugares y la adecuada ley de plata de sus productos generó que el real español fuese una moneda frecuente de hallar en los mercados mundiales en el periodo entre 1600 y 1800, al punto que el real era utilizado comúnmente como dinero circulante, incluso fuera de los territorios de la monarquía hispánica.

Monedas

Los reales, siempre de plata, fueron emitidos en denominaciones de ¼, ½, 1, 2, 4 y 8 reales.


 
 El maravedí 



Reverso de moneda de 1 maravedí (cobre) de 
Fernando VI con "ceca" de Segovia del año 1747.


Anverso de moneda de 1 maravedí (cobre) de
 Fernando VI con "ceca" de Segovia del año 174

El maravedí fue una antigua moneda española utilizada entre los siglos xii y xix, que también fue empleada como unidad de cuenta.
el maravedi fue una moneda de cobre de curso legal, durante edad moderna en España que, con sucesivas acuñaciones, estuvo vigente desde los Reyes Católicos hasta la primera reforma en el sistema monetario de Isabel II (1474-1854).
Los valores más usuales fueron monedas “de a uno”, “de a dos”, “de a cuatro”, “de a ocho” y de dieciséis maravedís. Fueron acuñadas en distintas cecas durante los reinados de Isabel y Fernando, Juana y Carlos, Carlos I, Felipe II, Felipe III, Felipe IV, Carlos II, Felipe V, Luis I (dada la brevedad de su reinado no llegó a acuñar maravedís, aunque sí Treseta, Dobler, Real y Escudo), Fernando VI, Carlos III, Carlos IV, José Napoleón, Fernando VII e Isabel II.


historia de la moneda

No hay comentarios:

Publicar un comentario