Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

2).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

3).-LA ORATORIA.

4).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

5).-HERÁLDICA.

6).-LA VEXILOLOGÍA.

7).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

8).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

9).-MISCELÁNEO


martes, 2 de enero de 2018

290.-Los sistema jurídico en mundo

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin;  Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán; 

Introducción.


la justicia 

Por sistema jurídico se entiende el conjunto de normas jurídicas, actitudes e ideologías vigentes en un país sobre lo que es el Derecho, su función en la sociedad y la manera en que se crea o debería crearse, aplicarse, comprenderse, perfeccionarse, enseñarse y estudiarse. De esa manera, el sistema jurídico reúne las estructuras y las modalidades de funcionamiento de los órganos, instituciones y componentes sociales encargados de la aplicación e interpretación de las reglas de Derecho, así como de aquellos que las crean o influyen en su creación, interpretación y modificación.
El sistema jurídico supone el conjunto de normas jurídicas objetivas que están en vigor en determinado lugar y época, integrando las diversas fuentes jurídicas, como las leyes, las costumbres, la jurisprudencia de los tribunales y la doctrina, que rigen en los diversos países del mundo, y los mecanismos de creación, modificación, interpretación y aplicación. Cada país tiene su propio sistema jurídico y su peculiar manera de considerar el Derecho, sus fuentes y los componentes significativos en su creación, interpretación y aplicación. 


Se puede clasificar los sistemas jurídicos en las siguientes grandes familias:

1).-La familia del Derecho Continental o neorromanista (en inglés Civil Law).

2).-La familia del Derecho anglosajón (en inglés Common Law).

3).-La familia del Derecho socialista.

4).-Los sistemas de Derecho religioso.

5).-Los sistemas mixtos.

Si bien el sistema jurídico de cada país puede ser clasificado en alguna de las anteriores familias, puede presentar variaciones dentro de ellas o bien integrar instituciones o elementos de otros sistemas; existen pues numerosos países que tienen un sistema jurídico mixto.

 
1.-Sistema romano germano canónico.

El derecho continental europeo, o simplemente derecho continental (en ocasiones denominado Sistema romano germano canónico) es el sistema jurídico derivado de aquél aplicado en Europa continental, cuyas raíces se encuentran en el derecho romano, germano y canónico y en el pensamiento de la Ilustración, y que es utilizado en gran parte de los territorios europeos y en aquellos colonizados por éstos a lo largo de su historia. 
Se suele caracterizar porque su principal fuente es la ley, antes que la jurisprudencia, y porque sus normas están contenidas en cuerpos legales unitarios, ordenados y sistematizados (códigos). El otro gran sistema jurídico europeo es el Derecho anglosajón o Common Law.
El nombre de derecho continental proviene de la separación geográfica entre las Islas británicas, de donde proviene el derecho anglosajón, y el resto del continente europeo (central y occidental). Los Estados anglosajones llaman Civil law al derecho continental.



   2.-El Derecho anglosajón.

(o Common law), derivado del sistema jurídico aplicado en la Inglaterra medieval, es aquel utilizado en gran parte de los territorios que tienen influencia británica.

Es un derecho creado por decisiones de los tribunales; en Inglaterra surgieron dos cuerpos de normas diferentes: el common law, y más tarde, el "equity"; y ambos fueron adoptados como base de su derecho y se caracterizan por el hecho de que se basan más en la jurisprudencia que en las leyes. Como derecho especial y complementario de este sistema,  existes ramas jurídicas, como el derecho marítimo,matrimonial, testamentario, etc., que  proveniente del derecho canónico, romano,  y mercantil.

Características.

Los sistemas clasificados como de common law, se individualizan siempre por algunas características:

-El Derecho de formación fundamentalmente jurisprudencial: judge made law, que, literalmente, es Derecho producido por el juez.

-El respeto, por parte del juez que decide el caso, de las reglas establecidas en las sentencias anteriores: stare decisis, (respetar las cosas que han sido decididas).

De lo señalado, se derivan importantes consecuencias a distintos niveles en cuanto a:

-Política legislativa: el juez elabora reglas estrictas, relativas al caso concreto con el que se encuentra, a diferencia del legislador, que con las leyes elabora principios generales y abstractos.

-La organización de la justicia.

-La formación de los juristas.

-La interpretación y más en general, con respecto a la relación entre las fuentes del derecho.

Historia.

El origen del common law inglés se remonta a la época de la conquista normanda (Guillermo de Normandía derrotó a Harold, el soberano sajón en 1066). Esto supuso la imposición de una fuerte estructura feudal que supuso una Reorganización de la sociedad en sentido fuertemente centralizador. Esta estructura no se diferencia mucho de la típica del continente europeo, los feudos de dimensiones no muy amplias, pero suficientes para garantizar la necesaria fidelidad del barón al soberano, y mantenimiento centralizado de los poderes relativos al fisco, a la policía y a la justicia.
 En cuanto a la justicia, esta nueva ordenación supuso  el reconocimiento de poderes autónomos de ius dare a los señores locales y el mantenimiento de la Curia Regis o Tribunal del rey (dividido posteriormente en: El Exchequer, el Common Pleas y el King´s Bench), que se dedicaba fundamentalmente a cuestiones relativas a la violación de la paz en el reino. La inexistencia de una separación de funciones permitió que los Tribunales reales atrajesen casos de especial importancia, con lo que se empezaron a sentarse las bases para una administración de justicia centralizada  no sin olvidar estos tres factores.

-La justicia itinerantes (práctica de algunos jueces del Tribunal Real dar audiencia en diversos lugares del reino).

-La institución de mandatarios de la Corona en los Condados ( sheriffs)

-El sistema de los writs.

El más importante de estos tres factores es el de los writs ya que viene expresado en los siguientes principios: where there is no writ, there is no right (donde no hay writ no hay derecho) y remedies precede rights (los remedios procesales precede a los derechos). En otros términos, los súbditos podían litigar ante la justicia real, siempre que, previo pago de una determinada suma de dinero,  hubieran recibido un documento de la Cancillería, en forma de orden real y provisto de su sello. En él se describía de manera sucinta el hecho que motivaba el litigio y se autorizaba al señor local para la resolución de la cuestión.
El sistema de los writs no solo ha estado en la base de la creación del common law, además ha permitido mantener sus características a lo largo de los siglos. Solo fueron suprimidos tras la reforma de 1873-1875, que dieron lugar a la claim form.

La Equity

El término equity es de difícil traducción, aunque se refiere al conjunto de regalas, principios y remedios procesales que tuvieron origen en la jurisprudencia del Tribunal real de la Cancillería. Puede que exista un pequeño punto de contacto entre el término equity u la idea de equidad, dado que en un principio se refería a la jurisdicción discrecional y equitativa, construida sobre la evaluación de casos concretos para los que no había remedio en la jurisdicción del common law. 
Es decir, que la inadecuación del sistema de writs del common law generó la acumulación de peticiones y recurso por parte de los súbditos que no encontraban remedio alguno en el common law. La respuesta a esta demanda de justicia debía provenir del canciller y de los clérigos que lo asistían , siguiendo un proceso de formalización que se extiende durante todo el siglo XIV, creando una verdadera jurisdicción independiente en el Tribunal de la Cancillería. Del ejercicio de estas competencias derivaron soluciones de naturaleza sustantiva  y procesal y la introducción de las categorías de violencia moral y dolo como los vicios de consentimiento (undue influence) y el trust.

Undue Influence

El common law conoce como vicio de la voluntad la llamada duress que supone, en último término, una amenaza, ya sea ilegal por sí misma o porque su contenido es contrario al ordenamiento. Sin embargo, la equity protege también al que ha contratado, debido a la presión ejercida por la otra parte cuando este ha sido de tal entidad que puede concluirse que la persona que la ha sufrido no habría contratado si no hubiese concurrido esa influencia indebida (undue influence). El afectado debe acreditar  que la presión soportada condujo a la celebración del contrato, aunque no es necesario que demuestre que le perjudicó. Es posible que la undue influence se presuma, aunque la lista de presunciones es pequeña.

El Trust

La configuración más simple es el siguiente: A (settlor of the trust) cede un bien a X (trustee), con el pacto de que lo administre en favor de B (Beneficiary).
En el common law no se reconoce ningún valor al acuerdo fiduciario entre A y X. Según la transmisión operada, X, era pleno titular del bien con lo cual era irrelevante que no actuara con las instrucciones del constituyente. Es decir, los tribunales del common law no ejecutaban los términos del use, a diferencia de la equity, en la cual, el canciller reconoce y tutela la obligación asumida por X frente a A.


  
3.-Derecho socialista

Derecho socialista, en sentido estricto o restringido, es la denominación de los diferentes sistemas jurídicos establecidos en los estados socialistas, conocidos también bajo la denominación de "socialismo real" o países comunistas. En sentido amplio, el mismo término designa a los ordenamientos jurídicos o leyes características que acompañan la doctrina política del socialismo, en sus diferentes vertientes.
Dentro del derecho socialista en sentido restringido se incluyen los principios y sistemas jurídicos establecidos en los estados socialistas, conocido también "socialismo real", o simplemente comunistas. En general, todos los sistemas jurídicos conocidos sancionados por estados socialistas, adoptaron el sistema de derecho continental, el de mayor aceptación mundial, caracterizado por basarse en la ley, antes que en las decisiones de los jueces. Con variadas modificaciones, todos los sistemas jurídicos adoptados por los países socialistas, se inspiran en la ideología marxista-leninista.

Mientras que los sistemas jurídicos continentales capitalistas, tradicionalmente han puesto gran interés en proteger la propiedad privada, especialmente de los activos productivos y financieros, a través de detalladas regulaciones de los modos de adquirir, transmitir y perder la titularidad, los sistemas jurídicos socialistas se concentran en la regulación de la propiedad de los medios de producción, de modo tal que los mismos estén orientados al bienestar público, sea estableciendo la titularidad estatal, comunitaria, autogestionada, e incluso privada, según el sistema específico de qué se trate. La mayoría de los sistemas jurídicos socialistas establecen sub-sistemas especiales para la propiedad y gestión de la tierra, adoptando en muchos casos sistemas cooperativos o comunitarios, como en el caso de los koljoses soviéticos o las comunas populares chinas.

Un error habitual es la creencia generalizada de que en el derecho socialista no existe la propiedad privada. Todos los sistemas instituyen el concepto de propiedad personal sobre los bienes no productivos, y en algunos casos también sobre bienes productivos y empresas, incluso de gran tamaño, como sucede con el derecho chino comunista moderno.
El derecho socialista también se caracteriza por adoptar instituciones laborales específicas, como el estajanovismo en la Unión Soviética durante el gobierno de José Stalin, o el trabajo voluntario establecido en Cuba a instancias de Che Guevara.
Antes del fin de la Guerra Fría, el Derecho socialista era comúnmente incluido dentro de los principales sistemas jurídicos del mundo. Sin embargo, diversos autores contemporáneos no lo consideran como tal, debido a las semejanzas con el sistema de Derecho continental y por el hecho que actualmente no es utilizado en forma extensa —tras la caída de la mayoría de los estados socialistas—.


LA NEORROMANIZACIÓN DEL DERECHO SOCIALISTA

SUMARIO: I. Introducción. II. Nociones generales de derecho socialista. III. Conceptos fundamentales. IV. Conclusiones.

I. INTRODUCCIÓN

El derecho se transforma. Esta es una verdad innegable, el derecho es mutable, se redefine. Situación que se puede constatar a lo largo del devenir histórico de las naciones. Posiblemente el cambio más trascendental que se ha experimentado en este siglo en el campo jurídico, ha sido la construcción de una familia jurídica, la del derecho socialista y la trasformación radical que ha sufrido la misma a finales del  siglo XX.

En este trabajo pretendemos dedicar algunas reflexiones en torno a las transformaciones operadas en el seno del derecho socialista, con la intención de considerar hasta qué punto dicha transformación nos puede llevar a hablar de una neorromanización del derecho socialista. Para llegar a dicha conside- ración, pretendemos hablar del nacimiento y de algunas de las características e instituciones básicas del derecho socialista. En un segundo plano, mencionar los cambios sociales presentados en la Europa del Este, que desembocaron en un conflicto de dicha familia jurídica. Finalmente, a partir de las dos anteriores pautas, pretendemos señalar que actualmente el derecho socialista se encuentra en un periodo de franca mutación, que involucra un regreso a las concepciones romanistas, es decir, una neorromanización del derecho socialista.

Para abordar nuestro tema hemos considerado importante hacer una breve mención de las principales familias jurídicas, dedicando nuestra atención a la tradición socialista, reparando en temas tales como la influencia del marxismo en la concepción del derecho, a la historia del derecho socialista, a sus fuentes y a una serie de instituciones jurídicas tales como la división de poderes y la propiedad privada.

Antes de adentrarnos en nuestro tema de estudio, es necesario hacer algunas acotaciones al mismo. En la Europa del Este nunca existió un derecho socialista único y uniforme para todos los países socialistas -como tampoco lo ha habido en la tradición de la Common Law y del derecho romanista-.1 
Por ejemplo una figura como la propiedad privada -que no obstante de que su existencia contravenía los fundamentos del socialismo-, no dejó de existir bajo ciertas circunstancias en ciertos países como Polonia.

Así mismo, dentro del derecho socialista se siguieron conservando las categorías y terminologías romanistas. Esta se puede constatar con el derecho ruso, el cual no rompió con la terminología y la técnica jurídica. Las anteriores soluciones fueron abandonadas, pero los esquemas de articulación se conservaron. Los juristas rusos estudiaban el derecho utilizando categorías y terminologías jurídicas del antiguo derecho ruso.2

Por otra parte, en nuestro trabajo sólo pretendemos abordar a algunos países socialistas de la Europa del Este, dedicando especial atención a lo que era la URSS, la cual fue la que irradió el socialismo y por consecuencia, la nueva concepción del derecho y cuyos modelos, en lo esencial, fueron retomados por las repúblicas socialistas.

Asimismo, debemos de considerar que la tradición jurídica socialista no ha desaparecido totalmente, ésta se mantiene viva en algunos países, tales como Cuba y China. Aunque dichas naciones también se encuentran en francos periodos de intensa transformación.

Finalmente, consideramos pertinente hacer una breve explicación de lo que en este trabajo entendemos por romanización, con el fin de poder entender la noción de neorromanización. La expresión romanización hace alusión a los países en los que la ciencia jurídica sea construido sobre la base del derecho romano -conjunto de instituciones jurídicas que produjo el pueblo romano desde su fundación en el año 754 antes de Jesús Cristo hasta la compilación justiniana en el siglo VI de nuestra era-. Familia jurídica que se constituyó desde el siglo XII, sobre la base las universidades latinas y germánicas, las cuales elaboraron y desarrollaron a partir del derecho romano una ciencia jurídica común. En donde el "derecho civil" nació como el centro de la ciencia jurídica.

II. NOCIONES GENERALES DEL DERECHO SOCIALISTA

Dentro de los diversos sistemas jurídicos o familias jurídicas,3 que existen en el mundo, el más joven y el que apareció con una noción revolucionadora del derecho, es el derecho socialista. Su concepción original y originaria de toda una serie de instituciones, hicieron que se separara diametralmente de las otras familias jurídicas.

1.Historia

Para los ilustres profesores René David y John N. Hazard, la historia del derecho ruso anterior a la revolución de 1917, se divide en cuatro periodos. El primer periodo del derecho ruso antigüo, corresponde a la época de la Rusia de Kiev (989-1237); el segundo periodo de la dominación de los Mongoles (1237-1497); el tercer periodo con la obra legislativa de Alexis II (1649-1653); y finalmente, el cuarto periodo con la compilación del zar Nicolás I (1832). 4
El derecho ruso, bajo la influencia de la Iglesia por intermedio del derecho griego y bajo la influencia de la doctrina a través de los juristas franceses o alemanes, ciertamente no puede afirmarse que sea un derecho original. El derecho ruso ha hecho suyas en cierta medida las soluciones del derecho romano. En el caso de las categorías y las clasificaciones mantenidas por los juristas rusos, éstas han sido tomadas del derecho francés. La terminologías del derecho ruso, los conceptos a los que recurría, correspondían a la terminología y a los conceptos del derecho francés y alemán, derivados del derecho romano. Esto hace que se pueda clasificar, al derecho ruso de la época zarista, entre los sistemas de tradición romana, y se puede considerar que el "derecho sabido" , enseñado en las universidades y aplicado por las jurisdicciones superiores del imperio ruso, era un derecho de "Europa continental".5

Con el inicio de la Revolución de Octubre, los nexos con la tradición romanista se rompieron totalmente. A partir de ese momento la legislación posterior a la Revolución, tuvo como fin la abrogación del derecho zarista. Por ejemplo, en lo que respecta a la administración de justicia, por medio de un decreto del 24 de noviembre de 1917 se abrogó toda la legislación que daba fundamento a los antiguos tribunales. Los nuevos tribunales se constituían con un juez permanente y dos asesores no permanentes, los cuales no necesariamente tenían que ser abogados. Las resoluciones eran pronunciadas según su consciencia revolucionaria. Posteriormente, con el decreto del 20 de julio de 1918, los tribunales debían inspirarse en los decretos del gobierno soviético y de su consciencia socialista del derecho. Finalmente, con el decreto del 30 de noviembre de 1918, se prohibió toda referencia a las antigüas leyes o decisiones judiciales.6
El derecho ruso anterior a la Revolución se consideraba como un medio para oprimir al pueblo, por lo que tenía que ser rechazado.7

2. La filosofía jurídica socialista

Según la doctrina marxista-leninista el derecho es un regulador social de clase, que expresa la voluntad estática erigida en ley, de la clase económicamente dominante, voluntad condicionada por el cuadro material de su exis-tencia y concretizada por un sistema de normas universalmente obligatorias y formalmente determinadas.8
Mientras que el derecho socialista se entiende como un derecho de tipo histórico nuevo, por su fundamento económico y su esencia de clase, basado sobre la propiedad social y socialista, que posee una naturaleza antiexplotación, y que expresa la voluntad de los trabajadores, después de la victoria del socialismo. Su vocación es la construcción de un régimen social, el más humano: el socialismo y el comunismo.9
Como se ve, el derecho socialista tiene una noción totalmente diferente al derecho de los otros diferentes sistemas jurídicos, en tanto que se encuentra impregnado de un alto contenido ideológico, que se manifesta en todas las instituciones jurídicas que de él emanan.

III. CONCEPTOS FUNDAMENTALES

A lo largo del desarrollo del derecho socialista, se fueron configurando una serie de instituciones básicas, con un sentido o contenido diferente a las de las otras familias jurídicas, dentro de las cuales podemos mencionar, la nueva concepción de las fuentes del derecho, de la propiedad privada y entre otras, de la división de poderes.

1. Las fuentes del derecho

Antes de adentrarnos al estudio de las fuentes del derecho, es necesario hacer algunas precisiones en torno a dicho concepto. Como señala el destacado comparatista Réne David, por fuentes del derecho, el jurista soviético entiende toda la infraestructura económica que según la doctrina marxista, condiciona y determina la estructura de un país determinado. En este sentido la fuente principal está constituida por la doble circunstancia de que los bienes de producción son colectivos y por la dictadura del pueblo. Se habla de formes du droit para señalar en la doctrina soviética, los procesos técnicos de ayuda por los cuales se descubren y precisan las reglas jurídicas de un país y de una época dada. Son a éstos procesos técnicos (la ley, la jurisprudencia, etc.) lo que en nuestro trabajo entenderemos como fuentes del derecho.10

A. La ley

La ley se consideraba como la fuente principal del derecho soviético, se entendía como el modo de creación del derecho y un medio para los cambios rápidos y revolucionarios; situación difente respecto del derecho romanista, en donde la ley es más bien, un modo de expresión de la reglas de derecho y no un medio para los cambios rápidos y revolucionarios.11
El principio de legalidad socialista ponía de relieve la subordinación del derecho a la política de construcción del socialismo. El derecho -entendido como ley-, como parte de la superestructura, no se justifica sino subordinado a la economía socialista.
Respecto al papel de la ley en las otras naciones socialistas, al igual que la Unión soviética, se consideraba la fuente principal del derecho, pero también bajo la misma perspectiva de un medio técnico para la implantación de la economía socialista.12

B. La jurisprudencia

No obstante la importancia de la ley en la URSS, la jurisprudencia tomó una mayor importancia durante el trayecto del derecho socialista, a tal grado que se llegaron a realizar obras consagradas especialmente al estudio de la jurisprudencia.13
Es importante señalar que dentro de la noción soviética de jurisprudencia se incluía la facultad de la Corte Suprema, para revocar un fallo, que estimaba que tenía una errónea interpretación del derecho y que podía ser repetida en alguna de las repúblicas socialistas. En este supuesto, la Corte tenía la facultad de expedir una "directiva" de carácter obligatorio, para guiar a todas las jurisdicciones soviéticas en la aplicación de las leyes.14
En los demás países socialistas, las colecciones de jurisprudencia publicadas, eran consideradas de carácter oficial. En las que sólo se incluía una selección de sentencias, en la medida que podían servir de guía a los jueces o a los juristas. La función de la jurisprudencia no era como en los países occidentales, de determinar una orientación del derecho independiente a la voluntad del legislador.15

C. La costumbre

Partiendo de la base de que el socialismo busca una transformación total de la sociedad para instaurar un régimen socialista, la costumbre no tenía cabida. No se podían considerar las costumbres del ancien regime para construir el socialismo, las costumbres eran antagónicas respecto a la nueva concepción de la sociedad y del derecho.
Aunque la no utilización de la costumbre, era de carácter provisional, puesto que el ideal marxista-leninista, era construir una sociedad en la que no hubiera derecho y en donde las relaciones entre los hombres serían reguladas sólo por la costumbre.16

D. La doctrina

El primer rasgo característico de la doctrina en el derecho socialista es que ésta se basaba en la filosofía socialista de Marx, Engels y Lenin, y aunque los escritos de estos ideólogos no necesariamente hablaran de derecho, ejercían una autoridad doctrinal que resultaba incuestionable.17
La doctrina socialista rusa tenía dos orígenes. La primera, era producida por quienes se dedicaban a la enseñanza del derecho; y la otra, por aquellos que se dedicaban a la investigación del mismo. Los primeros no criticaban el derecho, sólo debían esforzarse en facilitar su conocimiento y aplicación. Sus obras no tenían ninguna originalidad, eran de carácter colectivo y antes de imprimirse estaban sujetas a la crítica de una comisión. En contraste, las obras de los que se dedican a la investigación del derecho, eran objeto de discusión antes de ser impresas, pero sólo bajo el nombre del investigador individual que las había preparado.18
La función de la doctrina en los otros países socialistas no se apegaba a un papel tan ortodoxo como en la URSS, debido a que no se descartaba la existencia de tesis valiosas dentro del derecho occidental. Por ejemplo, en el caso de Polonia, la doctrina concebía su rol similar al de la familia romano-germánica, más que a la manera soviética, es decir, no sólo exponían las reglas de derecho existente, también colaboraban activamente en el mejoramiento del mismo.19

2. La propiedad

La doctrina marxista considera que en la estructura económica lo más importante es la manera en que los bienes son apropiados. La distinción de la propiedad en los derechos romanistas de bienes muebles o inmuebles, no tiene ningún interés para los juristas soviéticos. La distinción que ellos hacen con base en la doctrina marxista, es de bienes de producción y bienes de consumo. Asimismo rechazan la noción de los derechos reales, para ellos es necesario tener una mentalidad capitalista para concebir un derecho que liga a una persona -propietario- y a una cosa -propiedad-. Dicha concepción de la propiedad era retomada por las naciones socialistas, empezando con la Unión Soviética.20

3. División de poderes

Dentro de la concepción occidental de la teoría del Estado, la división de poder permite, no sólo fraccionar sus funciones para hacerlo más eficiente -primera concepción desarrollada por Aristóteles-, sino separar y limitar el poder público mediante la división de este, con el objeto de impedir su abuso -concepción que se empezó a desarrollar a partir de Locke-.
Ante esta noción de la división de poderes, la perspectiva socialista considera que, en el fondo, sólo se trata de una invención que permite esconder a los verdaderos detentadores del poder, a los capitalistas. Los estados socialistas sólo conocían la unidad del poder, residía en los trabajadores, guiados por su vanguardia, el partido comunista.21
En tal sentido, dentro de la concepción soviética, el poder era ejercido por los trabajadores, por medio de los soviets de diputados, los cuales constituían la base política de la URSS, encargados de ejercer la dictadura del proletariado. Por medio de ellos se llevan a cabo las medidas encaminadas a consolidar la dictadura de la clase obrera y a edificar la sociedad comunista. Asimismo se establecía que los soviets serían dirigidos por el partido comunista, se consideraba intimamente ligado al pueblo. A partir de éstos presupuestos, el partido comunista era el encargado de seleccionar, preparar y acomodar a los cuadros del aparato estatal y controlar la actividad de los órganos de poder y de la administración del Estado.22
La anterior concepción la encontramos en los escritos de uno de los principales ideólogos socialistas, Lenin, quien sostenía que:
 " La dictadura la ejerceel proletariado organizado en los soviets y dirigido por el Partido Comunista Bolchevique".23
Dicha apreciación también era compartida por los otros países socialistas, como Hungría, nación que en su Constitución establecía que el Partido Marxista Leninista de la clase trabajadora era la principal fuerza en la sociedad.24

A. Supremas cortes

Bajo la anterior concepción socialista de división de poderes, las cortes supremas, no desempeñaban ninguna función de control de legalidad o de constitucionalidad. El hecho de otorgarles tales atribuciones constituiría un rompimiento con la concepción de unidad del poder, el cual, como ya vimos, residía en el proletariado, bajo la guía del partido comunista.
El régimen comunista polaco constituía un ejemplo al respecto, dicho régimen, rechazaba el concepto de judicial review, puesto que se consideraba que era una institución reaccionaria. La Corte no podía revisar las leyes del parlamento porque ésto constituía una limitación a la soberanía del Parlamento. Éste mantenía la constitucionalidad de las acciones del Estado, por lo que resultaba innecesario un poder "extra parlamentario" para ejercer la judicial review. Sin embargo, en el fondo, era un camuflaje, porque la mayoría de las decisiones eran tomadas por el partido comunista polaco. 25

El derecho socialista en Europa termino con la caída de la URSS y de los estados socialistas reales. 

IV. CONCLUSIONES

A la luz de los hechos, podemos afirmar que las transformaciones que han ocurrido en el seno mismo de la tradición jurídica del derecho socialista, por su importancia, están originando un regreso de dicha familia hacia la familia jurídica romanista, ya que se están retomado figuras básicas de esta última tradición jurídica, tales como la concepción de las fuentes del derecho, de la propiedad privada, de la división de poderes y en particular una importancia considerable al papel de las supremas cortes. Esta situación hace que podamos hablar de una neorromanización del derecho socialista.
Por otro lado no debemos olvidar, como ya lo anotamos, que el derecho socialista tiene sus antecedentes en la familia romanista, además de que nunca abandonó la técnica y las categorías propias de dicha familia jurídica. Situación que también nos puede explicar el porqué del regreso a la familia romanista.


Notas:

1 Situación que los mismos teóricos del derecho ruso reconocían al señalar que las diferencias entre los sistemas jurídicos socialistas nacionales estaban ligadas a la etapa de desarrollo de cada país, a las particularidades de sus revoluciones, a las tradiciones históricas y nacionales y a las influencias de factores subjetivos. Cfr. Alexeiev, S., Le socialisme et le droit. Le droit dans la vie de la societé, Union Soviétique, Editions Progrès, 1988, p. 51. Una situación similar se puede apreciar en países alejados de la Europa del Este, como Cuba, que también antigüamente se encontraba bajo la tradición del derecho romanista.
2 Al respecto René David y Hazard señalan que: Los autores rusos escribían obras sobre derecho civil, derecho comercial, derecho administrativo, dando a estas nociones el mismo sentido que los autores franceses. Abramos hoy una obra de general hecha para dar a los no juristas una vista de conjunto del derecho ruso (Osnovy Sovetskogo godusartsva i prava, 1947, obra colectiva publicada por el Instituto de Derecho de la Academia de Ciencias de La URSS [libro citado por los autores], luego de una parte de introducción sobre la teoría general del Estado y del derecho, las siete partes del libro tratan sobre los principios del derecho constitucional, administrativo, civil, del trabajo, agrario y de los kolkhoz, criminal y procesal. Sólo una de estas partes, en rigor, puede sorprender al jurista francés o alemán; sin embargo el jurista ruso del antiguo régimen está preparado, por su tradición, para que se excluya al derecho "agrario" del derecho civil......". Cfr. David, René y Hazard, John N., El derecho soviético, Argentina, La ley, 1964, t. I, p. 99. Una observación similar respecto a la técnica jurídica se puede observar en: David, René y Jauffret-Spinosi, Camille, Les grands systèmes de droit contemporains, Paris, Dalloz, Neuvième édition, 1988, p. 183.
3 Los comparatistas suelen hablar de familias jurídicas, sistemas jurídicos o tradiciones jurídicas como nociones diferentes, no obstante, en este trabajo consideraremos dichos conceptos como sinónimos, definiéndolos de la manera en que Merryman entiende la noción de tradición jurídica: "Una tradición jurídica, como el término lo indica, no es un conjunto de normas jurídicas acerca de contratos, de asociaciones y de delitos, aunque tales normas serán casi siempre en cierto sentido un reflejo de esa tradición. Son más bien un conjunto de actitudes profundamente arraigadas y condicionadas históricamente acerca de la organización y operación de un sistema jurídico [Merryman entiende el concepto de sistema jurídico como: un cuerpo operativo de instituciones, procedimientos y normas jurídicas de países u organizaciones. p. 13. Nota del autor] y acerca del modo como el derecho debe crearse, aplicarse, estudiarse, perfeccionarse y enseñarse. La tradición jurídica relaciona el sistema jurídico con la cultura de la cual es una expresión parcial. Coloca al sistema jurídico dentro del ámbito cultural". Merryman, John H., La tradición jurídica romano-canónica, México, FCE, 1971, p. 15.
4 Cfr. op. cit. supra, núm. 2, p. 25.
5 Cfr. Idem, pp. 80-83.
6 Los subrayados son míos. Cfr. Dekkers, René, Introduction au droit de l'Union Soviétique et des Républiques populaires, Belgique, Institut de Sociologie de l'Université Libre de Bruxelles, 1963, pp. 55 y 56.
7 Cfr. op. cit. supra, núm. 2, p. 87.
8 Cfr. op. cit. supra, núm. 1, p. 51.
9 Cfr. idem, p. 100.
10 Cfr. op. cit. supra, núm. 3, p. 253.
11 Cfr. David, René, op. cit. supra, núm. 3, p. 254. También véase la obra de David, René y Hazard, op. cit. supra, núm. 2, pp. 263-269.
12 Cfr. David, René, op. cit, supra, núm. 3, pp. 271.
13 Esta evolución del papel de la jurisprudencia puede apreciarse en la obra de David, René y Hazard, op. cit. supra, núm. 2, pp. 303-312 y David, René, op. cit. supra, núm. 3, p. 302.
14 Cfr. op. cit. supra, núm. 3, pp. 300-302. En una Carta de Lenin dirigida a Stalin en 1922, Lenin afirmaba que el principio de legalidad socialista, postulaba necesariamente la uniformidad de la jurisprudencia y que era inadmisible ver interpretada una ley de forma diferente en Kazán y en Kakuga. Op. cit. supra, núm. 2, pp. 303.
15 Op. cit. supra, núm. 3, pp. 311.
16 Op. cit. supra, núm. 3, pp. 312-313.
17 Op. cit. supra, núm. 3, p. 314.
18 Op. cit. supra, núm. 3, p. 316-317.
19 Op. cit. supra, núm. 3, p. 318.
20 Op. cit. supra núm. 3, pp. 332-333.
21 Cfr. op. cit. supra, núm. 7, p. 15. Al respecto hay que señalar que un país como la exUnión Soviética, contenía en sus textos constitucionales anteriores a la era de Gorbachov, una división de los principales órganos de dirección, como la Corte Suprema -que podría pensarse como un Poder Judicial-, un Secretario General -que podía pensarse como un Poder Ejecutivo- y un Soviet Supremo, que podía pensarse como un Poder Ejecutivo. Pero ésto no significaba una división de poderes, era una división práctica de las funciones. Se podría pensar que dicha división de funciones se acercaba más a la noción aristotélica.
22 Kirichenko, M. y Denisov, A., Derecho constitucional soviético, Moscú, Ediciones en lenguas extranjeras, 1959, pp. 126-131. Situación que en la práctica desembocaba en un control del partido comunista en todos los órganos del Estado. Cfr. Pogany, Istvan, "Constitutional reform in Central and Eastern Europe: Hungary's Transition to Democracy", International and Comparative Law Quarterly, vol. 42, part. 2, april 1993, p. 334.
23 V. I. Lennin, Obras Escogidas, en 3 t., ed. en español, Moscú, 1970, t. 3, p. 373. Citado por Grigorián, L. y Dolgopólov, Fundamentos del derecho estatal soviético, Moscú, Editorial Progreso.
24 Cfr. op. cit. supra, núm. 23, p. 335.


4-El Derecho religioso.

o Derecho confesional, de acuerdo a la moderna Ciencia del Derecho, es aquel ordenamiento jurídico que, para sí mismas, establecen las diferentes iglesias o confesiones religiosas, y que en tanto realidades sociales requieren de un Derecho propio (siguiendo el aforismo ubi societas ibi ius). El Derecho religioso no debe confundirse con el Derecho eclesiástico.

Entre otros, son ordenamientos religiosos o confesionales el Derecho judío (Halajá), el Derecho canónico y el Derecho islámico (Fiqh; Sharia).

I.-La sharia, también conocida como saría, charía o ley islámica, es el cuerpo de Derecho islámico. Constituye un código detallado de conducta, en el que se incluyen también las normas relativas a los modos del culto, los criterios de la moral y de la vida, las cosas permitidas o prohibidas, las reglas separadoras entre el bien y el mal. Sin embargo, su identificación con la religión es matizable: aunque está en el Islam, no es un dogma ni algo indiscutible (como pudiera serlo el texto del Corán), sino objeto de interpretación.
Denota un modo de vida islámico que es más que un sistema de justicia civil o criminal. Como una cuestión de conciencia personal y guía moral de conducta, la sharia es adoptada por la mayoría de los creyentes y practicantes musulmanes, en distintos grados; pero, a diferencia de las orientaciones morales de la Biblia para los cristianos, no sólo constituye un código religioso de orientación vital, sino que codifica específicamente la conducta y rige todos los aspectos de la vida.

Ha sido formalmente instituida como ley por ciertos Estados, que se definen como Estado islámico. En esos casos, los tribunales de justicia se instituyen como tribunal islámico y velan por su cumplimiento. 
Muchos países del mundo islámico, aunque no se hayan definido de forma completa como Estado islámico, han adoptado parcialmente en su legislación elementos de la sharia (en áreas como las herencias y los testamentos, la regulación de las actividades bancarias y de los contratos, etc.)

II.-La Halajá es la recopilación de las principales leyes judías, que incluyen los 613 mitzvot, y posteriormente las leyes talmúdicas y rabínicas, así como sus tradiciones y costumbres. 
Como las leyes religiosas en muchas otras culturas, el judaísmo no presenta una clara distinción entre la vida religiosa y la no religiosa. Por lo tanto, la Halajá no sólo guía las prácticas y creencias religiosas, sino también el día a día, la vida cotidiana. El nivel y la forma de observancia de las leyes de la Halajá varía de acuerdo con las distintas comunidades y tendencias del judaísmo. 

III.-
El término derecho hindú se refiere al sistema de derecho que trata sobre temas como el matrimonio, la adopción, la herencia, etc. y es aplicado de manera personal a los adherentes a la religión hinduista dentro del territorio de la India. En consiguiente, el derecho hindú moderno forma parte del derecho del Estado de la India, tal como lo establece la Constitución India de 1950.

Antes de la Independencia de la India acaecida en 1947, el derecho hindú formaba parte del sistema legal colonial Británico establecido en 1722 por el Gobernador General Warren Hastings quien declaró en su Plan para la Administración de Justicia que “en todos los litigios referentes a la herencia, el matrimonio, las castas u otros usos o instituciones religiosas, las leyes del Corán con respecto a los mahometanos y aquellas del Shaster con respecto a los Gentoos deberán ser invariablemente aplicadas”. 
La substancia del derecho hindú aplicado por los tribunales británicos estaba derivada de las primeras traducciones del Dharmasastra, escritos en sánscrito. Los tratados en religión recibían el nombre de sastra y aquellos referentes al deber legal, dharma. Sin embargo, las autoridades británicas cometieron el error de atribuir al Dharmasastra la naturaleza de códigos de derecho, sin saber que los mismos nunca fueron interpretados como derecho positivo hasta que ellos mismos decidieron hacerlo. De hecho el Dharmasastra contiene más bien reflexiones teóricas sobre el comportamiento práctico de los individuos en lugar de enunciados de derecho nacional.

Otra definición de derecho hindú une la práctica legal con la tradición escolástica del Dharmasastra, definiendo al derecho hindú como aquella multitud de sistemas legales locales de la India pre británica que fueron influenciados y a la vez influenciaron la tradición del Dharmasastra. Esas leyes locales nunca estuvieron totalmente en sintonía con los ideales del Dharmasastra, pero si fueron constantemente impactadas por él. Es notorio mencionar que en sánscrito no existe palabra alguna que corresponda con el término “derecho” o siquiera “religión” tal como los entendemos ahora, por lo que el concepto de “derecho hindú” es una invención moderna utilizada para describir esa antigua tradición.

Este artículo tratará brevemente de explicar el derecho hindú desde sus fundamentos conceptuales y prácticos en la India antigua (Derecho Tradicional hindú), a través de la apropiación británica del Dharmasastra (Derecho Anglo-hindú) hasta el establecimiento del sistema moderno de leyes personales (Derecho hindú Moderno).

Dharma y derecho

El Dharma no es precisamente lo mismo que el derecho o la ley. Dharma se refiere a un campo más amplio de las actividades humanas que el derecho. Incluye la purificación ritual, la higiene personal las formas de vestir, entre otras cosas, aparte de temas más propiamente jurídicos como son los procedimientos ante los tribunales, la herencia, el derecho contractual, etc. En este sentido, el derecho hindú se asemeja a otros sistemas jurídicos religiosos, como el derecho hebreo.
De acuerdo a Rocher, las autoridades coloniales implementaron la distinción entre las reglas religiosas y legales del Dharmasastra, sin embargo al Dharma le interesan tanto los deberes legales como los religiosos y cualquier intento de separarlos ha sido ampliamente criticado.

Fuentes del Dharma

En el Dharmasastra encontramos tres Fuentes principales del Dharma:

Sruti: “Aquello que se escucha”. Se refiere a la literatura Vedica que representa la primera tradición litúrgica del hindú así como los primeros himnos de alabanza.
Smriti: “Aquello que se recuerda”. Se refiere a los textos del Dharmasastra, así como otros textos en sánscrito como las Puranas y las Épicas (Mahābhārata y Rāmāyaņa)
Acara: “Práctica”. Se refiere a las normas conductuales establecidas por los hombres educados, quienes conocen y viven de acuerdo a las dos primeras fuentes.
En dos textos importantes, las Leyes de Manu ( Manu Smriti) y las leyes de Yājñavalkya (Yājñavalkya Smriti), se habla de otra fuente del Dharma conocida como Atmatusti, lo que se traduce en “aquello placentero a uno mismo”.

Podemos resumir en dos las fuentes del Dharma: los textos y las normas de conducta seguidas por aquellos que conocen los textos. Esta segunda categoría le concedió al derecho hindú una tremenda flexibilidad para adaptarse a diversos contextos temporales y geográficos.

Conceptos legales en el Dharmasastra

El Dharmasastra desarrolló un repertorio extenso de conceptos legales derivados de antiguas concepciones teológicas, filosóficas y políticas. Aunque el Dharmasastra es raramente citado durante los litigios como una fuente del derecho, muchos de dichos conceptos si aparecen en documentos legales de Asia como contratos, títulos de propiedad, cartas, etc. Algunos ejemplos son:

Vyavahara: Aquellos asuntos justiciables frente a una corte formal. Incluye dos secciones principales, el procedimiento legal (vyavahāra-mātŗkā) y los 18 tópicos del Derecho hindú (vyavahāra-pada).
Adhikara: Puede traducirse como autoridad práctica, capacidad legal, responsabilidad, etc.
Ma: Deuda
Svatva: Propiedad.
Danda: Amenaza o castigo
Prayascitta: Penitencia, expiación

Derecho hindú clásico

Existe poca evidencia acerca de la práctica del derecho en la India antes del siglo XVIII. En algunas regiones, como Maharashtra, una especie de sistema legal híbrido entre derecho Islámico e hindú fue puesto en práctica por los reyes Maratha. En la parte sur, los templos estuvieron íntimamente asociados con la administración de justicia.

El “derecho” durante el periodo clásico estuvo fuertemente basado en el Dharmasastra y las demás fuentes de dharma, incluyendo la conducta de los sabios. Aunque teológicamente el derecho se derivaba del conocimiento de los Vedas, en la práctica, las normas de distintos grupos de la comunidad determinaban la solución de las controversias. Podemos afirmar que el derecho era descentralizado y particular hacia grupos específicos.
Prácticamente no existen archivos de los tribunales de la India “clásica” o tradicional. EN lugar de ellos, otras clases de evidencia deben ser utilizadas para unificar la teoría del derecho tradicional hindú. Dentro de la evidencia tenemos los récords de transacciones legales, contratos, decretos, etc. Muchos aspectos del derecho estuvieron bajo la jurisdicción de las castas, los gremios, los grupos militares y las órdenes religiosas.
Alrededor del siglo VIII después de Cristo, la tradición legal de la India empezó a ser exportada hacia ciertas partes del sudeste asiático (Camboya, Java, Bali, Malasia, Tailandia y Burma) como parte de la influencia cultural producida por el comercio y las relaciones diplomáticas. En cada una de esas regiones, el derecho hindú se fusionó con las normas y las prácticas locales.

Derecho anglo-hindú

El primer periodo del derecho anglo-hindú (1772-1864) se caracteriza por tres rasgos esenciales: 
1) La recolección y traducción de importantes textos del Dhamrasastra por los administradores británicos (en especial Jones, Henry Thomas Colebrooke, Sutherland y Borrodaile) para aplicar las “reglas” de esos textos a los problemas de los habitantes hinduistas de la colonia.
 2) El uso de peritos (Pandit) en las cortes para ayudar a los jueces ingleses en la interpretación del derecho tradicional hindú. 
3) La proliferación de la jurisprudencia como fuente del derecho.

En 1864, cuando la India se convirtió en parte formal del Imperio Británico, el derecho anglo-hindú entró en su segunda fase (1864-1947). Se despacharon los peritos y el Parlamento británico intervino en la formación del derecho de la colonia, codificándolo. Consecuentemente, la influencia del Dharmasastra fue decayendo a la vez que se cimentaba una cultura jurídica propia, la cual fue marcadamente local, con cada administrador regional ayudando a establecer un derecho consuetudinario propio de su región a través de entrevistas y discusiones con los lugareños. Volúmenes masivos de reglas consuetudinarias fueron recopilados y se convirtieron en una fuente consultiva para las cortes.

Uno de los aspectos más interesantes del derecho Anglo-hindú fue la cálida recepción que generalmente recibió en la India. Los colonizadores se sentían complacidos de haber legado a la India un sistema legal más racional y después de la creación del Estado independiente de la India, su derecho de raíces británicas no seria radicalmente revocado.

Derecho hindú moderno

Después de la independencia de la India en 1947, el sistema Anglo-hindú de derecho, así como el paralelo sistema anglo-islámico, cayeron bajo la autoridad constitucional de la nueva nación.

La nueva Constitución fue oficialmente adoptada en 1950 y tuvo el objetivo primario de asegurar la igualdad en los planos sociales, políticos y económicos. A partir de 1976, la India se denomina a sí misma un Estado secular republicano.

Durante los años 1955 y 1956, cuatro instrumentos legales fundamentales fueron aprobados por el Parlamento Indio: hindú Marriage Act, hindú Sucession Act, hindú Minority and Guardaship Act y hindú Adoptions and Maintenance Act. Estas cuatro piezas constituyen el primer punto de referencia para el moderno derecho hindú.

No existen cortes religiosas en la India, sino que todos los casos son llevados ante la jurisdicción del Estado, por lo tanto los jueces indios no reciben enseñanza religiosa y se les requiere que conozcan el derecho hindú de un modo abreviado, dejando a los abogados la tarea de probar el derecho aplicable.


 
5.-La familia jurídica mixta.

Los sistemas jurídicos mixtos o familias jurídicas mixtas  buscan conciliar dos o mas ordenamientos jurídicos diferentes e históricamente esto surge en países con tradiciones jurídicas que experimentan la influencia de varias culturas juridicas.

Suele considerarse que los sistemas mixtos procuran armonizar los sistemas Romano-Germánico Canónico,  el common law u otros, pero no se trata exclusivamente de la convivencia de estas dos o mas familias, un ejemplo de ello es el sistema jurídico de Israel que combina el derecho religioso judío o mosaico; el anglosajón “heredado como consecuencia del mandato británico”, el derecho otomano, que tiene mucho elementos derecho romano y germánico; e incluso el derecho islámico.


Historia de los Barristers.


Singing for its Supper: The Choir of Christ Church Pays Homage to the Court of Exchequer, 1851
 2 JUN 2021


Del Belfast News-Letter, 1 de diciembre de 1851:
From the Belfast News-Letter, 1 December 1851

“En el Tribunal de Hacienda (Court of Exchequer), el sábado de la semana, los clérigos y coristas de la Catedral de Christ Church se presentaron y realizaron su acostumbrado homenaje, cantando un himno y rezando. A la entrada del ministro y los coristas, los barones se levantaron y continuaron de pie durante la ceremonia ”.

El Tribunal de Hacienda era donde se encuentra hoy el Tribunal 3, ubicado con encanto sobre un pozo negro que solo se limpió adecuadamente a finales de siglo. Su ubicación en el lado del río del Salón Redondo también agregó el sabor adicional del hedor de Liffey . ¡Ojalá los coristas y vicarios no estuvieran demasiado incómodos!

La práctica de asistir a los Cuatro Tribunales, o más específicamente al Tribunal de Hacienda, cuatro veces al año, era una continuación de una práctica más antigua que existía cuando los tribunales estaban anteriormente en Christchurch, y de hecho incluso antes de esa época. Fue en acción de gracias por un estipendio anual que se había otorgado con cargo al Tesoro en 1547, por lo que el Tribunal de Hacienda fue el único tribunal visitado. ¡Ojalá los otros tribunales no se sintieran excluidos! Posiblemente estaban felices por la oportunidad de seguir adelante con sus negocios.

Otro informe en el Belfast News-Letter del 26 de octubre de 1898 describe las canciones cantadas como el "Te Deum" y el "Jubilate". Un poco de nostalgia se adhiere a este relato, ya que la promulgación de la Ley de la Iglesia Irlandesa de 1869, que disolvió la Iglesia de Irlanda, había tenido el efecto de poner fin a estas visitas, que algunos bromistas señalaron que eran lo más cerca que muchos abogados estuvieron de asistir a servicios religiosos.

Por supuesto, no hay nada que impida que las visitas al coro se reintegren nuevamente de forma voluntaria: cuatro veces al año puede ser un poco demasiado, pero ¿quizás algunos villancicos?

 


The Four Courts as a Sightseeing Destination, 1816-1919
Los cuatro tribunales como destino turístico, 1816-1919
1 JUN 2021
1816 Pocket map of Dublin, by William Wilson.


Puede que el interior de los Four Courts no sea lo primero que se le ocurra cuando se piensa en un destino turístico, pero una vez fue imperdible para los turistas que visitaban Dublín. ' Picture of Dublin' (1816) de J & W Gregory describe los 'nuevos' Tribunales de Justicia como 'un gran montón de arquitectura excelente' y el Round Hall como ' lleno de abogados y tumbonas', sin mencionar a los carteristas. También incluye un mapa antiguo de 1610 que muestra el diseño original de las antiguas Posadas de la Corte anteriormente en el sitio.

' Excursiones a través de Irlanda' de Thomas Cromwell (1820) describe el interior del Round Hall como ' tan extremadamente hermoso, que ninguna descripción verbal puede transmitir una idea adecuada de él:' ¡es simple! ¡Es elegante! es magnífico.Nos enteramos de que los tribunales están separados del Salón por cortinas, sin puertas, y que los jueces se sientan en una cala con cajas de resonancia sobre sus cabezas. Cromwell también incluye algunas joyas de información sobre los abogados irlandeses y cómo eran percibidos en el extranjero: compañeros más agradables que sus contrapartes inglesas apartadas; muy distinguido por su cordialidad y talento social; poseedor de mucha elocuencia, aunque por lo general más ingenioso que profundo, y con predilección por los juegos de palabras; irreprochable en carácter moral; fascinante en su manera; amables y ejemplares en su conducta en la vida privada, aunque inclinado a ser alegre incluso en las ocasiones más solemnes, lo que atribuye a la ausencia de la peluca en las audiencias del condado.

Muchas de las imágenes de los primeros cuatro tribunales se originan en antiguas guías turísticas. La 'Guía histórica de la ciudad de Dublín' de Wright contiene un grabado de un dibujo de George Petrie que muestra lo que sucedía en los Cuatro Tribunales de la época. A partir de él, aprendemos la historia de los antiguos Four Courts en Christchurch y también descubrimos que el primer salón de café en los nuevos Courts estaba en el sótano, junto con muchos otros apartamentos. ¿Es este extenso diseño subterráneo, que presumiblemente sobrevivió a la destrucción de 1922, todavía accesible hoy?

La ' Guía para visitantes de la metrópoli de Irlanda' de Starrat (1830) contiene información interesante sobre los diferentes tribunales. De él aprendemos sobre el papel del Tribunal de Cancillería en la prestación de reparación a favor y en contra de los bebés y las mujeres casadas, el papel del Tribunal de Apelaciones Comunes en casos civiles entre particulares y el papel del Tribunal de Hacienda en la recuperación de ingresos y como tribunal de registro, con jurisdicción equitativa adicional. También descubrimos que, antes de 1695, los Tribunales de Justicia eran ambulatorios y se celebraban en Carlow y Drogheda, así como en Dublín. ¿Quizás necesitemos redescubrir la historia jurídica de estos dos pueblos?

Una ' Nueva imagen de Dublín' actualizada de Philip Dixon Hardy (1831). No hay mucha información nueva aquí, ¡pero una gran ilustración del frente de los tribunales!

Otra gran ilustración de las cuatro canchas de ' Irlanda ilustrada' por Petrie, Bartlett y Wright (1831), que hace referencia a las 'paredes del muelle bellamente terminadas, de granito cincelado' fuera de las canchas '. Se incluye la queja habitual de que el edificio está situado demasiado cerca del río.

' The Irish Tourist's Illustrated Handbook ' de 1852 hace referencia a una reciente caída en los negocios en el Round Hall, anteriormente 'una escena de maravilloso bullicio y emoción'. Sugiere aventurarse en los tribunales "grandes y cómodos" con la esperanza de echar un vistazo a algunos de los grandes jueces que ocupan "el siempre distinguido tribunal irlandés".

Una pepita de información fascinante aquí en el ' Handbook of Dublin ' de Heffernan (1861), que describe un pedestal en el centro del Round Hall en el que se encuentra 'una colosal estatua de la verdad sosteniendo una antorcha, a través de la cual, un tubo de gas pasa que la sala se ilumina durante las sesiones de las noches de invierno.

Se hace referencia a la misma estatua nuevamente en ' Pintoresco turista de Irlanda ' de Black , 1877. Puede ver una imagen de ella aquí. Parece haber sido llamado originalmente 'Themis', luego 'Verdad'. Originalmente descrito como bonito, posteriormente se consideró que era demasiado grande y se trasladó al parque junto a King's Inns, donde adquirió su tercer nombre de 'Henrietta'. Es casi seguro que esto lo salvó de ser destruido en 1922. Lamentablemente, y de manera algo controvertida, trifurcado por un camión de película hace algunos años durante el rodaje de 'Jack el Destripador', se escuchó por última vez envuelto en el sótano de King's Inns, con suerte. ¡solo una fase de descanso reparador antes de un tercer acto!

Según ' What's to be Seen in Dublin' ( 1888), durante el período lectivo la escena dentro del Hall es animada y sorprendente: clientes en busca de barrister , solicitors en busca de clientes, abogados establecidos y aquellos que esperan serlo, y grupos de todo tipo de conversaciones sobre todo tipo de temas, desde los asuntos de Estado hasta el estado del tiempo.

Una de las guías turísticas más bellas de Dublín es ' Pintoresco Dublín Viejo y Nuevo' de Frances Gerard (1898), que contiene muchas ilustraciones de Rose Barton, incluida una representación de Chancery Lane, cerca de Christchurch, cerca de la zona conocida informalmente como 'Infierno, 'donde se ubicaron los Cuatro Tribunales antes de que cruzaran el río. Según Barton, las dos grandes posesiones de Dublín son el Castillo y los Cuatro Tribunales, y cualquiera que sea el nombre del primero, "el elemento legal domina la sociedad en Dublín y se tiene en el más alto respeto", cumpliendo con el deber de la nobleza ausente. También habla de las bóvedas de St Michan's.

Contradiciendo su nombre, la 'Guía completa' (1906) es bastante escasa en los Cuatro Tribunales, aunque menciona el incendio de 1887 en la corte del Vicecanciller.

Parece que a principios del siglo XX el Four Courts estaba perdiendo su atractivo como destino turístico. La 'Guía de Dublín' de 1912 de Black tiene el descaro de describir el Round Hall como inferior a sus contrapartes en el Ayuntamiento y el Museo Nacional. También se queja de que la vista de los tribunales se ve alterada por los enormes anuncios en el puente Ha'penny.


 Sitio de Sidney Street.


El sitio de Sidney Street fue muy relevante e incluso el ministro del Interior,
Winston Churchill, se personó en el lugar de los hechos para
presenciar el desenlace de la situación.




El sitio de Sidney Street, también conocido como batalla de Stepney, fue un tiroteo que tuvo lugar en enero de 1911 y en el que dos revolucionarios letones se enfrentaron a la policía y a fuerzas del ejército. Fue la culminación de una serie de eventos que comenzaron en diciembre de 1910, con un intento de robo perpetrado por una banda de inmigrantes letones en una joyería de Houndsditch, en la City de Londres, que tuvo como resultado las muertes de tres policías y de George Gardstein, el líder de la banda letona. 

 La investigación que condujeron la Policía Metropolitana y la de la City permitió identificar a los cómplices de Gardstein, la mayoría de ellos detenidos en las dos semanas posteriores a los sucesos. Se informó a la policía de que los dos miembros que quedaban por identificar estaban escondidos en el número 100 de la calle Sidney, en Stepney. Se evacuó a los residentes de las inmediaciones y, en la mañana del 3 de enero, se produjo un tiroteo en el que la policía, al estar equipada con armas inferiores, tuvo que recurrir a la ayuda del ejército. Hacia el final del pulso, que se prolongó durante seis horas, el edificio entró en llamas, sin que se haya llegado a identificar la causa. Además, uno de los agitadores recibió un disparo antes de que el fuego se propagase. Mientras el Cuerpo de Bomberos de Londres humedecía los escombros, donde encontraron dos cuerpos, el edificio se vino abajo y cayó sobre el superintendente Charles Pearson, que falleció en el acto.

 La de Sidney Street fue la primera vez que la policía tuvo que recurrir a los militares para lidiar con un tiroteo. Fue también la primera ocasión en que se grabó un asedio en Gran Bretaña, ya que Pathé News se desplazó hasta el lugar. En algunas de las imágenes filmadas se podía ver al por entonces ministro del Interior Winston Churchill. Su presencia desató una disputa política, dado que se cuestionó hasta qué punto estaba involucrado en la operación. Todos los detenidos en relación con el robo en la joyería de Houndsditch, salvo uno, fueron absueltos tras un juicio efectuado en mayo de 1911. El restante logró su liberación por medio de un recurso de apelación. 

Trasfondo

Demografía de Londres e inmigración

La Rusia zarista albergaba en el siglo XIX a una comunidad de cinco millones de judíos, la más grande por aquel entonces. Perseguidos y víctimas de violentos pogromos, muchos de ellos se vieron obligados a emigrar y, entre 1875 y 1914, cerca de 120 000 llegaron al Reino Unido, la mayor parte a Inglaterra. Esta afluencia llegó a su techo en la década de 1890, cuando los inmigrantes judíos —pobres y con poca o incluso ninguna formación en su mayoría— se asentaron en gran número en el East End londinense.​ La cantidad de judíos alcanzaba en algunas zonas el cien por cien de la población y un estudio llevado a cabo en 1900 mostraba que tanto Houndsditch como Whitechapel se identificaban como «distritos bien definidos e intensamente judíos».
Algunos de estos expatriados eran revolucionarios y tuvieron dificultades para adaptarse a la vida política existente en Londres, que era menos opresiva. El historiador William J. Fishman apunta que «los meschuggena [locos] anarquistas eran aceptados como parte del paisaje del East End»;​ en general, la prensa británica empleaba los términos «socialista» y «anarquista», sin distinción, para referirse a cualquiera que profesase creencias revolucionarias.​ Un editorial publicado en las páginas de The Times dibujó la zona de Whitechapel como un «puerto que recibe a algunos de los peores anarquistas y criminales extranjeros que buscan refugio en nuestras acogedoras costas. Son estos los hombres que usan la pistola y el cuchillo».
Las peleas entre bandas integradas por población procedente de Besarabia y otras formadas por odesitas venían siendo frecuentes en Whitechapel y Aldgate desde la entrada en el nuevo siglo. Asimismo, había varias facciones revolucionarias activas en la zona.​ En enero de 1909, dos revolucionarios rusos asentados en Londres, Paul Helfeld y Jacob Lepidus, trataron de robar una furgoneta que transportaba dinero de nóminas. El propósito de la intentona, como solía ser habitual entre los grupos revolucionarios rusos, consistía en expropiar propiedad privada para financiar actividades radicales.​ Los sucesos, conocidos como la indignación de Tottenham, dejaron dos muertos y veinte heridos.
La afluencia de inmigrantes y el incremento de las tasas de crímenes violentos asociado a él propiciaron que la población se preocupase y que la prensa abordase el asunto. El parlamento aprobó el ley de Extranjeros de 1905 con el objetivo de reducir la inmigración. Los medios populares reflejaron la opinión de parte de la población:​ un editorial publicado en el Manchester Evening Chronicle, por ejemplo, apoyó el proyecto de ley para limitar el número de «extranjeros sucios, indigentes, enfermos, verminosos y criminales que se vuelcan sobre nuestra tierra». En un análisis sobre la inmigración llegada a Reino Unido, el periodista Robert Winder asegura que el acta «autorizó reflejos xenófobos que [de lo contrario] habrían permanecido en el letargo».

La banda de exiliados letones

Dos de los miembros de la banda
Fotografía de George Gardstein que se tomó tras su fallecimiento y que la policía colocó en carteles para tratar de recabar información.


Peter, alias «el Pintor», en una imagen incluida en otro de esos carteles.


En 1910, los exiliados rusos solían reunirse en el Club Anarquista de la calle Jubilee, en Stepney.​ Muchos de sus miembros no eran anarquistas y, al final, el club pasó a ser uno de los puntos de encuentro de la diáspora de exiliados rusos, muchos de los cuales eran judíos.​ No todos los miembros del pequeño grupo de letones que se vio involucrado en los sucesos de Houndsditch y Sidney Street eran anarquistas, si bien se encontraron libros anarquistas entre sus pertenencias en las pesquisas posteriores. Eran, probablemente, revolucionarios que se habían radicalizado a causa de las experiencias vividas en Rusia. De hecho, todos tenían posturas políticas de izquierdas y consideraban que la expropiación de la propiedad privada era una práctica válida.​
El supuesto líder de la banda era George Gardstein, cuyo nombre real sería probablemente Poloski o Poolka; en cambio, usaba alias como Garstin, Morountzeff, Mourimitz, Maurivitz, Milowitz, Morintz, Morin o Levi.​ Se le tenía por anarquista y había sido acusado de asesinato y actos de terrorismo en Varsovia en 1905, antes de su llegada a Londres.
 Otro miembro del grupo, Jacob —o Yakov— Peters, había llevado a cabo labores de agitación cuando estaba en el ejército en Rusia y después había trabajado también en los astilleros. Mientras cumplía condena en prisión por este tipo de actividades delictivas, lo torturaron y le arrancaron las uñas.​ Yourka Dubov era otro agitador ruso, llegado a Inglaterra en su huida de los cosacos.​ Por otra parte, Fritz Svaars era un letón que había sido arrestado por las autoridades rusas en tres ocasiones, acusado de delitos terroristas, pero había conseguido escaparse en todas ellas. Llegó a Londres en junio de 1910, tras recorrer los Estados Unidos cometiendo una serie de robos.
Otro de los miembros era Peter, al que se le otorgó el sobrenombre de «el Pintor» porque se desconocía su identidad. Aun así, es probable que su nombre fuera Peter Piaktov —también deletreado como Piaktow, Pjaktov o Piaktoff— o Janis Zhaklis. En un breve apunte incluido en el Dictionary of National Biography, Bernard Porter afirma que no se conoce ningún detalle de los antecedentes de este anarquista y que «ninguno de los "datos" biográficos existentes sobre él es fiable».​ William —o Joseph— Sokolov —o Sokoloff o Sokolow— era un letón que había sido arrestado en Riga en 1905, acusado de asesinato y robo, antes de viajar a Londres. Karl Hoffman —cuyo verdadero nombre era Alfred Dzircol— también formaba parte del grupo. 
Había participado durante años en actividades revolucionarias y criminales, entre las que se contaba el contrabando de armas. Asimismo, había trabajado como pintor en Londres.​ John Rosen, cuyo nombre real era John Zelin o Tzelin, llegó a la capital británica en 1909, procedente de Riga, y trabajaba allí como barbero.​ El último de los miembros de la banda era Max Smoller, también conocido como Joe Levi o José el Judío. Tenía órdenes de arresto en Crimea por varios robos de joyas.

Policía de la capital

Tras la aprobación de las actas de la Policía Metropolitana, en 1829, y de la Policía de la City de Londres, en 1839, la capital estaba vigilada por ambas fuerzas.​ La Metropolitana tenía influencia en toda la urbe, mientras que la de la City se encargaba de hacer cumplir la ley en los límites de esa municipalidad. Los sucesos acaecidos en Houndsditch en diciembre de 1910 cayeron dentro del ámbito de competencia de la policía de la City, mientras que los hechos de Sidney Street de enero de 1911 se produjeron en una zona en la que la jurisdicción la tenía el cuerpo metropolitano. Tanto la una como la otra estaban bajo el mando del ministro del Interior, cargo que ocupaba Winston Churchill, de 36 años.
Cuando estaban de servicio, en circunstancias normales, los oficiales de ambas fuerzas contaban tan solo con una porra de madera para protegerse. En caso de que tuviesen que enfrentarse a personas armadas, como fue el caso de Sidney Street, podían emplear revólveres Webley y Bull Dog, escopetas y rifles de pequeño calibre provistos de cañones de 22 milímetros, empleados habitualmente en interiores.

Asesinatos de Houndsditch (diciembre de 1910)

Bajo el nombre de Joe Levi, Smoller visitó a comienzos de diciembre de 1910 los edificios Exchange, localizados en un callejón sin salida y cuya parte trasera colindaba con la posterior de las propiedades de Houndsditch. Allí, alquiló el número. Una semana más tarde, Svaars alquiló el número 9 para un periodo de un mes, alegando que lo necesitaba para labores de almacenamiento. La banda no pudo alquilar el número , que se encontraba justo detrás de su objetivo, la joyería que regentaba Henry Samuel Harris, sita en el número 119 de la calle Houndsditch. Se decía que la caja fuerte del joyero guardaba entre 20 000 y 30 000 libras en joyas;​ el hijo de Harris aseguraría más tarde que el total no sobrepasaba las 7000.​ A lo largo de las dos semanas siguientes, la banda llevó al lugar parte del material que necesitaba, entre el que se incluían una manguera de caucho para el gas de 18,25 metros de longitud, una bombona de gas comprimido y una selección de herramientas, con brocas con puntas de diamante.

La banda comenzó a agujerear la pared trasera de la joyería desde el pequeño patio situado en la parte trasera del número 11 el 16 de diciembre; el número 10 permanecía inhabitado desde el día 12 de ese mismo mes.Alrededor de las diez de la noche, cuando regresaba a su casa, sita en el número 120 de Houndsditch, Max Weil escuchó unos ruidos extraños procedentes de la propiedad colindante. Se topó con el condestable Piper, que estaba de servicio, y le puso al corriente de estos ruidos. 
El agente revisó los números 118 y 121 de Houndsditch, de donde creía que procedían los sonidos, y los consideró lo suficientemente extraños como para emprender una investigación más a fondo. Llamó a la puerta del número 11 de los edificios Exchange, la única que tenía una luz en la parte trasera. Piper desconfió del hombre que le abrió la puerta y, con la intención de no alertar a la banda, le preguntó si la señora estaba dentro. Este le respondió, en un inglés deficiente, que no se encontraba allí y el agente le aseguró que regresaría más tarde.

Imagen incluida en el Illustrated London News del 24 de diciembre de 1910
 en la que se muestra a un grupo de policías en los edificios Exchange.

Piper informó de que vio a un hombre sospechoso entre las sombras del callejón cuando partía de los edificios Exchange para regresar a Houndsditch. Al intentar acercársele, el hombre escapó. Más tarde, Piper lo describió como pálido, rubio y de aproximadamente metro setenta.​ Al llegar a Houndsditch, vio a los condestables Woodhams y Choate, que estaban de servicio en una zona limítrofe. Estos se encargaron de vigilar el número 120 de Houndsditch y el 11 de los edificios Exchange mientras Piper se dirigía a la comisaría Bishopsgate para hacer un reporte.
​ Para las once y media, había ya siete agentes de uniforme y otros dos vestidos de calle en el lugar de los hechos, cada uno de ellos armado con su porra de madera. El sargento Bentley, de la comisaría de Bishopsgate, llamó a la puerta del número 11, sin saber que Piper lo había hecho ya, lo que alertó a la banda. Fue Gardstein el que salió a recibirlo y no le dio ninguna respuesta cuando Bentley le preguntó si había alguien trabajando allí. El sargento le ordenó llamar a alguien que hablara inglés, lo que Gardstein aprovechó para dejar la puerta medio cerrada y escabullirse hacia el interior. Bentley accedió al recibidor, acompañado del sargento Bryant y el policía Woodhams; nada más ver las bajeras de unos pantalones, se percataron de que alguien los estaba vigilando desde las escaleras.
 Los policías le preguntaron al hombre si podían ir a la parte trasera de la estancia y este les dio el visto bueno. Cuando Bentley se disponía a avanzar, se abrió la puerta trasera y uno de los miembros de la banda disparó; el hombre de las escaleras hizo lo propio. Bentley recibió un disparo en el hombro y otro en el cuello, que fracturó su columna vertebral. Los disparos también alcanzaron a Bryant, en un brazo y en el pecho, y a Woodhams, cuyo fémur quedó roto; ambos se desvanecieron.​ Aunque sobrevivieron, ninguno de los dos llegó a recuperarse nunca de estas lesiones.

La banda trató de escapar por el callejón, pero llegaron otros policías al lugar. Peters golpeó al sargento Tucker, de la comisaría de Bishopsgate, en la cadera y en el corazón, lo que le provocó una muerte instantánea. Choate agarró a Gardstein y luchó para quitarle el arma, pero el ruso consiguió dispararle en una pierna. Otros miembros de la banda corrieron para ayudar a Gardstein y, en esas, le dispararon a Choate un total de doce veces. Tras los disparos, se llevaron a Gardstein.
​ Cuando estos hombres, asistidos por una mujer cuya identidad se desconoce, trataban de escapar, Isaac Levy, un viandante al que habían amenazado a punta de pistola, los abordó. Fue el único testigo de la fuga capaz de brindar detalles, ya que el resto de testigos pensó que no eran más que unos hombres y una mujer que asistían a un amigo borracho.
 El grupo, en el que se encontraba Peters, acudió a las estancias de Svaars y Peter «el Pintor», en el número 59 de la calle Grove. Allí, Luba Milstein, amante de Svaars, y Sara Trassjonsky atendieron a Gardstein​ y lo dejaron en cama. Peters colocó su pistola Dreyse debajo del colchón; se desconoce si lo hizo para que Gardstein pudiera defenderse en caso de que acudiesen a arrestarlo o para que lo inculparan por la muerte de Tucker.

Continuaron arribando agentes a Houndsditch y se encargaron de atender a los heridos. Metieron el cuerpo de Tucker a un taxi que lo llevó al London Hospital, en Whitechapel Road. A Choate también lo llevaron a este centro para operarlo, pero falleció a las cinco y media de la mañana del 17 de diciembre. Bentley, por su parte, llegó medio inconsciente al Hospital de San Bartolomé, pero se recuperó lo suficiente como para entablar una conversación con su esposa, que estaba embarazada, y responder a preguntas relativas a los sucesos. Sin embargo, su estado de salud empeoró a las siete menos cuarto del 17 de diciembre y, finalmente, falleció a las siete y media.El de Tucker, Bentley y Choate fue uno de los más grandes asesinatos múltiples de policías acontecidos en tiempos de paz.

Salvo la de Gardstein, las identidades de los miembros de la banda presentes en Houndsditch la noche del 16 de diciembre de 1910 no se ha llegado a confirmar nunca. Bernard Porter, en uno de sus escritos para el Dictionary of National Biography, considera que Sokolov y Peters estaban presentes y que lo más probable es que fueran los atracadores a los que dispararon los policías que interrumpieron el robo. Opina que los hechos apuntan a que Peter «el Pintor» no estaba en el lugar esa noche,​ mientras que el periodista J. P. Eddy sugiere que Svaars sí se encontraba entre ellos.
​ El ya jubilado agente Donald Rumbelow redactó una crónica de los hechos en la que apuntaba que los allí presentes eran Gardstein, Smoller, Peters y Dubov, a los que esperaba un grupo de refuerzo, conformado por Sokolov y Svaars, por si era necesario proseguir con la operación al día siguiente. Asimismo, Rumbelow contempla la posibilidad de que hubiese un tercer grupo a la espera en la vivienda de Hoffman, con este, Rosen y Osip Federov —un cerrajero en paro— listos para salir a escena. Este mismo autor también considera que tanto Peter «el Pintor» como Nina Vassilleva participaron en los hechos, bien como observadores o sin aportar ninguna habilidad especial.

Investigación (17 de diciembre de 1910-2 de enero de 1911)

Ajustándose al protocolo, la policía de la City avisó a la Metropolitana y ambos cuerpos armaron a los investigadores con revólveres.​ La investigación fue un reto, dadas las diferencias culturales patentes entre los agentes y los nutridos grupos de residentes extranjeros presentes en la zona que abordarían las pesquisas. Además, no había ningún hablante de ruso, letón o yidis entre los miembros de ambas fuerzas.
En las primeras horas del 17 de diciembre, preocupados por el empeoramiento del estado de salud de Gardstein, Milstein y Trassjonsky decidieron acudir a un médico de la zona, bajo el pretexto falso de que lo había herido por accidente un amigo.56​ El doctor creía que la bala estaba aún incrustada en el pecho y, de hecho, más tarde se descubriría que estaba tocando el ventrículo derecho de su corazón. El doctor quiso trasladar a Gardstein al London Hospital, pero se negaron, así que tuvo que limitarse a venderles medicación para aliviar el dolor. Tras hacerlo, se marchó. 
El ruso falleció a las nueve de esa mañana y, cuando el doctor regresó a las once, encontró el cadáver.​ Como no tenía noticias de los sucesos acaecidos la noche anterior en los edificios Exchange, informó de la muerte al forense, no a la policía. Este trasladó la información a los agentes locales a mediodía y fueron ellos los que pusieron al corriente al inspector detective Frederick Wensley, quien los acompañó a la calle Grove.
​ Trassjonsky se encontraba en la habitación contigua y la policía la encontró rápido, mientras quemaba papeles apresuradamente. Fue consecuentemente arrestada y puesta bajo custodia policial, en el cuartel de Old Jewry. Los papeles que la policía pudo recuperar relacionaban a los sospechosos con el East End, en particular con grupos anarquistas activos en la zona.​ Wensley, que conocía bien el área de Whitechapel, actuó a lo largo de toda la investigación como un oficial de enlace con las unidades de la City.

El cuerpo de Gardstein fue retirado a una morgue, donde se le limpió la cara, se le cepilló el pelo, se le abrieron los ojos y se le tomó una fotografía. Esta se empleó para elaborar carteles en ruso e inglés en los que, junto con las descripciones del resto de miembros de la banda que le habían ayudado a escapar de los edificios Exchange, se pedía información a los ciudadanos.67​68​ Cerca de noventa agentes se dedicaron exclusivamente a conducir la búsqueda en el East End. 
Durante sus pesquisas, además, difundían detalles de las personas que estaban buscando. Isaac Gordon, un propietario, delató a una de sus inquilinas, Nina Vassilleva, después de que esta le contara que había estado viviendo en los edificios Exchange. Wensley se encargó de interrogar a la mujer, después de encontrar publicaciones anarquistas y una fotografía de Gardstein en sus habitaciones. Asimismo, los agentes arrestaron a Federov en su vivienda el 18 de diciembre, mientras que Dubov y Peters no duraron más allá del 22 libres.

Ese mismo día se celebró una misa conmemorativa en la catedral de San Pablo para honrar a Tucker, Bentley y Choate. Acudieron a ella Edward Wallington, en representación del rey Jorge V, Winston Churchill y el alcalde de la ciudad.Conmocionados por los crímenes, los londinenses mostraron sus sentimientos en el servicio. Alrededor de diez mil personas aguardaron en las inmediaciones de San Pablo, muchos dueños de negocios los cerraron en señal de respeto y la Bolsa se detuvo durante media hora para que los inversores pudieran asistir a la procesión que recorrió Threadneedle Street. Concluida la misa, 750 000 personas arroparon a los fallecidos en los trece kilómetros que recorrieron sus féretros de camino al cementerio; muchos de ellos incluso les lanzaron flores a su paso.
Se llevaron a cabo ruedas de reconocimiento en la comisaría de Bishopgate el 23 de diciembre. Isaac Levy, que había visto cómo el grupo huía de los edificios Exchange, consiguió identificar a Peters y Dubov como los hombres que llevaban a Gardstein. Los agentes también se cercioraron de que a Federov se le había visto en el lugar de los hechos. Este apareció al día siguiente, junto con Peters y Dubov, en el tribunal de policía de Guildhall. Se les acusó de ser cómplices del asesinato de los tres policías y de conspirar para robar la joyería, aunque los tres se declararon inocentes.

El 27 de diciembre, el arrendador de Gardstein vio su fotografía en uno de los carteles colocados en las calles y alertó a la policía. Wensley y sus colegas se desplazaron hasta la vivienda de Gold Street, en Stepney, y encontraron cuchillos, una pistola, munición, pasaportes falsos y publicaciones revolucionarias. Dos días más tarde se celebró una nueva audiencia en el tribunal de policía de Guildhall. En esta ocasión, Milstein y Trassjonsky acompañaban a Federov, Peters y Dubov en la tribuna. Como algunos de los abogados tenían un nivel bajo de inglés, se hizo necesario emplear intérpretes a lo largo de los procedimientos. El caso se aplazó al final del día hasta el 6 de enero de 1911.
El día de Año Nuevo de 1911 se encontró el cuerpo de Léon Beron, un inmigrante judío ruso, en el parque de Clapham Common, al sur de Londres. Lo habían golpeado duramente y tenía dos cortes de cinco centímetros cada uno en forma de ese en las mejillas. Pese a la falta de pruebas, la prensa conectó el caso con los asesinatos de Houndsditch y los subsiguientes sucesos de Sidney Street.El historiador F. G. Clarke asegura, en su repaso de los sucesos, que había un letón que aseveraba que a Beron lo habían matado porque estaba planeando filtrar información, no por haberla filtrado; así pues, el acto habría sido preventivo, diseñado para asustar a los lugareños y que estos no informaran sobre los anarquistas.
Los carteles con la fotografía de Gardstein resultaron efectivos y, en las últimas horas de ese primer día del año, otro ciudadano se acercó a las autoridades para brindarles información sobre Svaars y Sokolov.​ Les contó que los hombres estaban escondidos en el número 100 de Sidney Street junto con la inquilina, Betty Gershon, que era la amante de Sokolov. Se persuadió al informante para que se pasara al día siguiente por la casa y comprobara que seguían allí.​ En la tarde del 2 de enero se celebró una reunión para decidir cuáles serían los siguientes pasos. Wensley, altos cargos de la policía metropolitana y William Nott-Bower, comisionado de la de la City, estuvieron presentes.

Sucesos del 3 de enero

Un grupo de doscientos oficiales de la Policía Metropolitana y la de la City acordonó la zona alrededor del número 100 de Sidney Street justo después de la medianoche del día 3 de enero. Los oficiales armados se situaron en el número 111, justo enfrente,​ y durante la noche despertaron y evacuaron a los vecinos de los edificios colindantes. Wensley despertó a los inquilinos del piso bajo del número 100 y les pidió que trajeran a Gershon haciéndole creer que su marido enfermo la necesitaba. En cuanto apareció, los agentes la agarraron y se la llevaron al cuartel de la Policía de la City. Una vez desalojados los inquilinos de la planta baja, ya no quedaba nadie en el número 100, a excepción de Svaars y Sokolov, que no parecían haberse percatado de los movimientos.
El reglamento que regulaba el procedimiento que debían seguir los policías, así como la ley que dictaba sus acciones, les impedía abrir fuego a no ser que les disparasen primero. Esto, unido a la estructura del edificio, que tenía una escalera estrecha y serpenteante por la que tendrían que pasar, hacía arriesgado cualquier intento de alcanzar a los miembros de la banda, por lo que se decidió esperar hasta el amanecer para emprender cualquier acción.
 Un policía llamó a la puerta del número 100 alrededor de las siete y media de la mañana, pero no obtuvo respuesta, de modo que lanzaron piedras a la ventana para despertar a los hombres. Svaars y Sokolov se asomaron a la ventana y abrieron fuego contra la policía. 
Un sargento resultó herido en el pecho y lo tuvieron que evacuar en medio de los disparos provenientes de los tejados y llevar al London Hospital. Algunos miembros de la policía respondieron a los disparos, pero sus armas solo resultaban efectivas a corta distancia, por lo que en este caso estaban en gran desventaja frente a las pistolas automáticas de los dos gánsteres.
Llegadas las nueve de la mañana, parecía ya evidente que los dos hombres disponían de armas superiores y de munición abundante. Los oficiales de policía al mando, el superintendente Mulvaney y el superintendente en jefe Stark, contactaron con Scotland Yard; al otro lado de la línea estaba el comisionado asistente del alcalde, Frederick Wodehouse. Este llamó al Ministerio del Interior y consiguió el permiso de Churchill para llevar al lugar de los hechos a un destacamento de la Guardia Escocesa acuartelado en la Torre de Londres.​ Fue la primera vez que la policía requería la ayuda del ejército para lidiar con un asedio armado.
 Veintiún tiradores voluntarios de los Guards llegaron al lugar a las diez de la mañana y adoptaron posiciones de tiro al final de la calle, por cada lado, y en las casas de enfrente. El tiroteo prosiguió sin que ninguno de los bandos tomara ventaja.
Churchill llegó a las doce menos diez para presenciar los hechos de primera mano;​ más tarde aseguraría que lo recibieron con gritos de crítica, dado que su partido, el Liberal, había permitido la afluencia de inmigrantes desde Rusia con su política. No está claro el alcance del papel que desempeñó Churchill durante el asedio. Sus biógrafos, Paul Addison y Roy Jenkins, consideran que no dio ninguna orden operativa,​ pero una crónica de los hechos elaborada por la Policía Metropolitana asegura que este fue «un caso muy raro, en el que el ministro del Interior tomó decisiones relativas al mando operativo policíaco».En una carta posterior dirigida a The Times, Churchill clarificó su papel:

No interferí de ninguna manera en las disposiciones emitidas por las autoridades policiales que se encontraban en el lugar. En ningún momento desautoricé o anulé a esas autoridades. La policía tuvo absoluta vía libre desde el principio hasta el final. No envié ni a la artillería ni a los ingenieros. Tampoco se me preguntó si debían ser enviados o no.

Los bomberos tratan de apagar el fuego en el número 100 tras el final del asedio
El tiroteo alcanzó su punto álgido entre las doce y las doce y media del mediodía, pero a falta de diez minutos para la una se divisó fuego saliendo por las chimeneas del edificio y de las ventanas del segundo piso; no se ha llegado a dilucidar si el fuego se originó por accidente o de manera intencionada.
​ En cualquier caso, se propagó lentamente y a la una y media había alcanzado ya el resto de pisos. Fue entonces cuando llegó un segundo destacamento de Scots Guards, que portaba una ametralladora Maxim que no se había empleado antes. Sokolov asomó su cabeza por la ventana poco después, recibió un disparo de uno de los soldados y cayó hacia el interior. El hombre al mando de la Brigada de Bomberos pidió permiso para extinguir las llamas, pero se lo denegaron. Se acercó a Churchill para que este se lo concediera, pero el ministro se ciñó a lo que la policía le había conminado. Más tarde, Churchill escribiría:
Intervine entonces para solventar la disputa, en un momento bastante tenso. Le dije al oficial de la Brigada de Bomberos, en calidad de ministro del Interior, que podía dejar que el edificio cayera a causa de las llamas y que debía estar listo para evitar que se expandiera la conflagración.
Los disparos procedentes de la casa cesaron alrededor de las dos y media de la tarde. Uno de los detectives allí presentes se acercó y abrió la puerta antes de volver a alejarse. Otros oficiales y algunos soldados esperaban a que alguno de los hombres saliese. Ninguno de ellos lo hizo y, tras el derrumbe de parte del techo, quedó claro que ambos hombres estaban muertos, por lo que se permitió la entrada de los bomberos para que comenzasen con las labores de extinción.​ Churchill se fue del lugar a las tres menos veinte, justo cuando llegaba la Artillería Real a Caballo con dos cañones QF de trece libras.
Los bomberos encontraron el cuerpo de Sokolov al entrar a la propiedad para apagar las llamas y lo sacaron. Cinco de ellos tuvieron que ser trasladados al London Hospital después de que se les cayera encima una pared.​ El superintendente Charles Pearson quedó con la columna fracturada y falleció seis meses después de los hechos.Tras enfriar el edificio, los bomberos reanudaron sus labores de búsqueda y, alrededor de las seis y media, encontraron un segundo cuerpo, el de Svaars, que llevaron a la morgue.

Legado

La prensa criticó la deficiencia de las armas de la policía, lo que dio lugar a que el 12 de enero de 1911 se comenzaran a probar otras diferentes. El proceso provocó que la Policía Metropolitana remplazara a finales de ese mismo año los revólveres Webley por pistolas semiautomáticas Webley & Scott de calibre 32; la de la City hizo lo propio en 1912.

Los integrantes de la banda se dispersaron tras los acontecimientos. De Peter «el Pintor» no se supo nada de ahí en adelante más allá de unos avistamientos sin pruebas, por lo que se conjeturó que había abandonado el país.​ Jacob Peters regresó a Rusia, donde ascendió al puesto de jefe adjunto de la Cheka, la policía secreta soviética, y fue ejecutado en el marco de la Gran Purga de Iósif Stalin. Trassjonsky atravesó una crisis mental y se la confinó en el Asilo para Lunáticos de Colney Hatch. Se ignora qué le deparó la vida a partir de ese momento y tampoco se conoce su fecha de fallecimiento.​ Dubov, Federov y Hoffman se esfumaron de los registros. Vassilleva, por su parte, permaneció en el East End el resto de su vida y falleció en Brick Lane en 1963. Smoller abandonó el país en 1911, rumbo a París, donde desapareció. Por último, Milstein emigró a los Estados Unidos.



Nina Vassilleva
Nina Vassilleva


 (nombre real Lena Vasilev), hija de un chef en el palacio de San Petersburgo , nació en Rusia en 1888. Se mudó a Londres en 1907 y se convirtió en fabricante de cigarrillos. También era una visitante habitual del Anarchist Club. Eventualmente se convirtió en la amante de George Gardstein . Según Karl Hoffman , Gardstein era el líder de una banda de revolucionarios rusos que realizaba robos en Inglaterra.
Varios testigos habían visto a Nina Vassilleva con George Gardstein . Poco después de los asesinatos, la policía emitió la siguiente descripción: 
"De 26 a 30 años; 5 pies 4 pulgadas; complexión delgada, senos llenos; complexión media, cara demacrada; ojos azules; cabello castaño; vestido, azul oscuro, chaqueta y falda tres cuartos, blanco blusa, gran sombrero negro adornado con seda ". 
Juicio por asesinato de Houndsditch.

Al jurado que abordó en enero las muertes acaecidas en Houndsditch y Sidney Street le llevó menos de quince minutos llegar a la conclusión de que los cuerpos eran los de Svaars y Sokolov y de que Gardstein y otros habían asesinado a Tucker, Bentley y Choate durante el intento de robo.​ A Rosen se le detuvo el 2 de febrero, en su puesto de trabajo en la calle Well, Hackney,​ mientras que con Hoffman se hizo lo propio el 15 de febrero. Las diligencias procesales se prolongaron desde diciembre de 1910, cuando aparecieron Milstein y Trassjonsky, hasta marzo de 1911. Consistieron en veinticuatro audiencias individuales. A Milstein se le eximió de sus acusaciones en febrero por falta de pruebas y Hoffman, Trassjonsky y Federov siguieron el mismo camino en marzo.

El proceso contra los otros cuatro detenidos lo dirigió el juez William Grantham en el Old Bailey, el Tribunal Penal Central, en marzo. Se acusó a Dubov y Peters del asesinato de Tucker y, al igual que a Rosen y Vassilleva, también de «acoger de manera criminal a un delincuente acusado de asesinato» y de «conspirar y acordar asaltar la tienda de Henry Samuel Harris con la intención de robarle bienes». El proceso se prolongó durante once días,​ a causa, en gran parte, de las dificultades devenidas del bajo dominio del idioma por parte de los acusados y de sus caóticas vidas privadas. Al final, todos fueron absueltos a excepción de Vassilleva, a la que se condenó por conspiración en el robo. La sentencia la enviaba dos años a prisión, pero fue revocada tras un recurso de apelación.

Sara Trassjonsky


El juicio por los asesinatos de Houndsditch se inició en Old Bailey el 1 de mayo. Yakov Peters y Yourka Dubof fueron acusados ​​de asesinato. Peters, Dubof, Max Smoller , John Rosen y Karl Hoffman fueron acusados ​​de intentar robar la joyería de Henry Harris. Nina Vassilleva y Sara Trassjonsky fueron acusadas de albergar a un delincuente culpable de asesinato. Donald Rumbelow , autor de The Siege of Sidney Street(1973) ha señalado:
 "Nina Vassilleva se veía pálida cuando entró en el asiendo  de los acusados hay momentos después se rompió y sollozó amargamente. Su ajustado vestido negro estaba raído y un sombrero holgado de tweed verde, con una pluma, solo enfatizaba su apariencia en mal estado ".
El discurso de apertura de AH Bodkin duró dos horas y cuarto. Argumentó que George Gardstein mató a Robert Bentley, Charles Tucker y Walter Choat y Smoller le disparó a Gardstein por error. El juez William Grantham no estaba impresionado con la evidencia presentada y ordenó al jurado que dijera que los dos hombres, contra quienes no había evidencia de disparos, no eran culpables de asesinato. Grantham agregó que creía que George Gardstein, Fritz Svaars y William Sokolow mataron al policía . "Había tres hombres haciendo tiros y creo que están muertos".
El principal testigo de la fiscalía que vinculó a Vassilleva, Peters y Dubof con Gardstein fue Isaac Levy, quien los vio arrastrarlo por Cutler Street. Levy fue objeto de un feroz ataque por parte de los abogados defensores. Después de su testimonio, el juez Grantham dijo que si no había otra evidencia de identificación, no podía permitir que ningún jurado encontrara un veredicto de culpabilidad sobre la declaración no corroborada de Levy. Después de que el resumen de Grantham dejó en claro que ninguno de los hombres debería ser condenado por allanamiento de morada, el jurado los declaró a todos no culpables y los pusieron en libertad.
Vassilleva fue declarada culpable de conspiración para cometer un robo, pero recomendó que no fuera deportada. Vassilleva fue condenada a dos años de prisión, pero cinco semanas después, el Tribunal de Apelación anuló su condena por mala dirección del jurado por parte del juez Grantham (él mismo moriría unos meses después).
Nina Vassilleva volvió a la fabricación de cigarrillos y, a principios de los sesenta, cuando tenía más de setenta, todavía vivía sola en una habitación no muy lejos del lugar de los asesinatos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario