Apuntes Personales y de Derecho de las Universidades Bernardo O Higgins y Santo Tomas.


1).-CURSO DE HISTORIA DEL DERECHO, DE

DOÑA MAFALDA VICTORIA DÍAZ-MELIÁN

DE HANISCH.

2).-APUNTES SOBRE NUMISMÁTICA.

3).- ORDEN DEL TOISÓN DE ORO.

4).-LA ORATORIA.

5).-APUNTES DE DERECHO POLÍTICO.

6).-HERÁLDICA.

7).-LA VEXILOLOGÍA.

8).-EDUCACIÓN SUPERIOR.

9).-DEMÁS MATERIAS DE DERECHO.

10).-MISCELÁNEO

lunes, 4 de enero de 2016

Principado de Gales

  Esteban Aguilar Orellana ; Giovani Barbatos Epple.; Ismael Barrenechea Samaniego ; Jorge Catalán Nuñez; Boris Díaz Carrasco; -Rafael Díaz del Río Martí ; Alfredo Francisco Eloy Barra ; Rodrigo Farias Picon; -Franco González Fortunatti ; Patricio Hernández Jara; Walter Imilan Ojeda; Jaime Jamet Rojas ; Gustavo Morales Guajardo ; Francisco Moreno Gallardo ; Boris Ormeño Rojas; José Oyarzún Villa ; Rodrigo Palacios Marambio; Demetrio Protopsaltis Palma ; Cristian Quezada Moreno ; Edison Reyes Aramburu ; Rodrigo Rivera Hernández; Jorge Rojas Bustos ; Alejandro Suau Figueroa; Cristian Vergara Torrealba ; Rodrigo Villela Díaz; Nicolas Wasiliew Sala ; Marcelo Yañez Garin; Katherine Alejandra Del Carmen  Lafoy Guzmán

 

 


La bandera de Gales fue adoptada en 1959. En galés esta bandera se llama Y Ddraig Goch («el dragón rojo»).


El origen de la bandera de Gales se remonta a la época en que el territorio era parte del Imperio romano. Es muy posible que el dragón rojo haya sido heredado de las cohortes romanas establecidas en el territorio.


De acuerdo al historiador Carl Lofmark: «Los orígenes del dragón galés son indudablemente el "draconi romano" que sobrepasó la famosa guerra de los galantes contra los zittis estandarte de las cohortes, que eran más numerosas que las legiones, particularmente después del retiro gradual de éstas últimas [...] la gente que fue dejada atrás, cuando las legiones se retiraron para siempre, deben haber pensado naturalmente en el dragón como el símbolo de esa civilización romana a la cual pertenecían y que ahora defendían contra los ataques de los invasores bárbaros. Se conviene generalmente que la resistencia a los sajones primero fue organizada por romanos, o britanos romanizados, probablemente en las líneas romanas... Para su estandarte de batalla no hubo emblema más natural que el dragón, tan familiar, de la cohorte romana.»


El dragón como un importante elemento de diseño de la bandera es compartida con la bandera de Bután. Un dragón también aparece en la insignia de la Cruz de San Jorge en la bandera de Malta. La bandera de China también contó con un dragón durante la dinastía Qing. Varias ciudades incluyen un dragón en su diseño de la bandera, como Cardiff, capital de Gales; Liubliana, la capital de Eslovenia; y Puerto Madryn en Argentina (que también es la bandera de la colonia galesa en la Patagonia).

 

  

 Emblema de  de Gales.

Cuartelado: 1º y 4º de oro, leopardo de gules armado y linguado de azur; 2º y 3º de gules, leopardo de oro armado y linguado de azur. Él todo rodeado por una cinta de sínople (verde) bordeada de oro y cargada con el lema “Peidiol Wyf I'M Gwald” (Soy fiel a mi tierra), escrito en letras del mismo metal (color). La cinta, rodeada por una corona formada por los símbolos vegetales de Gales, Escocia, Irlanda (del Norte) e Inglaterra: el puerro, el cardo, el trébol y la rosa heráldica. Al timbre, la Corona de San Eduardo.



El emblema del país de Gales fue aprobado en el mes de mayo del año 2008 para ser empleado como símbolo oficial por la Asamblea y Gobierno autónomos del país de Gales.

 

Mary Princess Royal with her brother Prince Edward at the coronation of their parents in 1911.

 PRÍNCIPE DE GALES

escudo de armas del príncipe

El príncipe de Gales es, desde 1301, el título del heredero de los monarcas británicos. La tradición la inició Eduardo I de Inglaterra en 1301 que dio este título a su hijo, el príncipe Eduardo (posteriormente Eduardo II de Inglaterra) después de la anexión del país de Gales por Inglaterra, a través del Estatuto de Rhuddlan.

Estandarte real del Príncipe de Gales fuera de Gales

Según una famosa leyenda, los galeses conquistados por la corona inglesa le piden a su nuevo rey "un príncipe de sangre real, que hubiese nacido en Gales y que no hablara una palabra de inglés ni francés" y después nombró a su hijo recién nacido como príncipe, para sorpresa de los galeses. La historia es falsa puesto que su origen solo se puede remontar hasta el siglo XVI. Sin embargo, Eduardo II realmente nació en Caernarvon, Gales, mientras su padre luchaba allí, y como todo recién nacido "no hablaba". (Además, al crecer en la corte es probable que su primer idioma fuera el francés normando y no el inglés).
Bandera del Príncipe de Gales en Gales en Gales.

Al contrario que los títulos de duque de Cornualles, duque de Rothesay, conde de Carrick y señor de las Islas que los adquiere al nacer el heredero de la Corona o por la ascensión de su progenitor a la Corona, la creación del título de príncipe de Gales depende de la voluntad del soberano. Por otra parte, al mismo tiempo recibe también el título de Conde de Chester.
El lema del príncipe de Gales es Ich dien (Yo sirvo en alemán).

 Durante la lectura de la Patente real creando al Príncipe,  se le entregan los Honores  del Principado de Gales. La corona del heredero aparente lleva cuatro cruces paté alternadas con cuatro flores de lis, surmontada por un arco simple (las coronas del soberano tienen el mismo diseño pero usan dos arcos). Una vara de oro es usada también en la insignia; las varas de oro eran usadas formalmente en las investiduras de los duques pero sobreviven hoy solamente en las investiduras de los Príncipes de Gales. También forman parte de la insignia un anillo, una espada y una capa.
Emblema del príncipe de Gales
Escudo de Armas

El blasón cuarteado de Gales tiene su origen en las armas del príncipe Llywelyn el Grande de Gales que vivió en el siglo XIII.


escudo del príncipe de gales


En el año 1911 al futuro rey Eduardo VIII  fue investido príncipe de Gales y tuvo lugar una ceremonia oficial en el castillo de Caernarfon que no se celebraba desde algunos siglos. Se decidió emitir para el príncipe Eduardo su estandarte y escudo de armas y se incorporaron en ambos los elementos del escudo de Gales (incluida la corona) porque su diseño no llevaba ningún símbolo galés, como aparece documentado en el libro Guía completa de Heráldica, publicado en 1909, de Arthur Fox-Davies.
El blasón (y el estandarte) del príncipe de Gales era semejante al escudo de armas del monarca británico pero se diferenciaban únicamente por sus coronas y un lambel de tres brazos que se añade en el escudo del príncipe heredero. Desde entonces, los elementos del escudo propiamente dicho del País de Gales figuran, junto a la corona de su título, en el escudo de armas del príncipe de Gales y en su estandarte.




 

 Duque de Cornualles


bandera


Duque de Cornualles es un título de la nobleza de Inglaterra, que tradicionalmente es otorgado al heredero del monarca británico. El ducado de Cornualles fue el primer ducado creado en Inglaterra y fue establecido por decreto real en 1337.  Este título de duque es el último en el Reino Unido que todavía está asociado con un ducado real, el de Cornualles. Sólo hay otro ducado real en el Reino Unido, el ducado de Lancaster, pero no ha habido un duque de Lancaster desde que el ducado se unió con la corona en 1413.

Según una leyenda, Gorlois, Duque de Cornualles se rebeló contra el Rey Uther Pendragon cuando éste se obsesionó con la mujer de Gorlois, Igraine. Uther asesinó a Gorlois y se casó con Igraine, y como resultado de esta unión nació el futuro Rey Arturo.
El ducado de Cornualles siempre ha pertenecido al hijo mayor del soberano. Cornualles fue el primer ducado que se concedió en Inglaterra, habiendo sido creado para Eduardo, el Príncipe Negro, el hijo mayor de Eduardo III de Inglaterra en 1336. Después de la prematura muerte del príncipe negro, el rey volvió a crear el ducado para su hijo, el futuro Ricardo II de Inglaterra. Según el acuerdo de 1421, el ducado pasa al heredero del soberano.
Si el hijo mayor del soberano muere, su hijo/a mayor no hereda el ducado. Sin embargo, si el hijo mayor del soberano muere sin hijos, su hermano más próximo obtendría el ducado. Siguiendo estas reglas está el principio de que sólo el hijo de un soberano, nunca un nieto aunque sea el heredero, puede ser Duque de Cornualles. Es posible que un individuo sea príncipe de Gales y heredero al trono sin ser Duque de Cornualles. Por ejemplo, el heredero de Jorge II de Gran Bretaña, el que sería Jorge III del Reino Unido, fue Príncipe de Gales pero no Duque de Cornualles (por ser el nieto del rey, no su hijo). El territorio de Cornualles posee una lengua propia, el córnico.


Conde de Chester.

El condado de Chester fue uno de los condados más poderosos de Inglaterra que se extendía principalmente a lo largo de condados de Cheshire y Flintshire. Desde 1301 el título se otorga al heredero aparente al trono inglés, y desde finales del s. XIV se ha dado sólo en combinación con el título de príncipe de Gales.
El condado de Cheshire estuvo desde finales del s. XI en manos de los poderosos condes de Chester, y todas las tierras que poseían en Inglaterra eran llamadas el honor de Chester. Hacia el s. XII (incluso pudo haber sido antes) los condes habían establecido una posición de poder como gobernantes cuasi-principescos de Cheshire, que llevaron a la posterior creación del Condado Palatino de Chester y Flint.
El condado revirtió a la Corona a la muerte de Juan de Escocia, séptimo y último de los condes de Chester. Guillermo de Forz, cuarto conde de Albemarle, reclamó el condado al ser el esposo de Christina, la coheredera, pero el rey lo persuadió a renunciar a sus derechos en 1241 a cambio de tierras modestas en otros lugares. Los otros co-herederos pronto hicieron lo mismo.y fue anexado en 1246. El rey Enrique III otorgó el señorío de Chester, pero no el título de conde, a su hijo Eduardo en 1254 y cuando este subió al trono lo concedió a título de conde a su vez a su hijo, Eduardo de Caernarvon, primer príncipe de Gales. Para entonces, el condado de Chester consistía en dos condados: Cheshire y Flintshire.
El establecimiento del control real sobre el condado de Chester hizo posible la conquista del norte de Gales por parte de rey Eduardo Ijugando un importante papel como base de suministro durante las Guerras de Gales (1275-1284). Conservó su organización separada como condado palatino hasta el reinado de Enrique VIII. Desde 1301 el condado de Chester se otorga siempre a los príncipes de Gales. Brevemente ascendido a principado en 1398 por Ricardo II, volvió a ser condado al año siguiente por decisión de Enrique IV.

Mientras que el hijo mayor del monarca británico nace siendo duque de Cornualles, debe ser creado conde de Chester (y príncipe de Gales).



   Duque de Rothesay 

El título de Duque de Rothesay  era el título oficial que poseían los herederos al trono del reino de Escocia. Puesto que no ha habido un trono escocés separado desde el Acta de Unión de 1707, que unió el reino de Escocia con el de Inglaterra para formar el reino de Gran Bretaña (que después sería conocido como Reino Unido cuando también se unió el Reino de Irlanda), el mismo está unido con el de Inglaterra.
El título lo utiliza en la actualidad el heredero al trono del Reino Unido. Este es el título de uso preferente cuando el heredero se encuentra en Escocia, prevaleciendo sobre los títulos ingleses de Duque de Cornualles (que también corresponde al hijo mayor del monarca) y Príncipe de Gales (título tradicionalmente ostentado por el heredero a la corona del Reino Unido).
 El primer y el cuarto cuartel  representa al Gran Mayordomo de Escocia. El segundo y el tercer cuartel - una galera negra con banderas rojas sobre un fondo blanco - representan al Señor de las Islas. sobre todo el Ducado de Rothesay.

El Duque de Rothesay también ostenta otros títulos escoceses, como el de Conde de Carrick, Baron de Renfrew, Señor de las Islas, Príncipe y Gran senescal de Escocia.
El título viene de Rothesay en la isla de Bute, pero no está asociado con ninguna entidad legal ni propiedades, a diferencia del Ducado de Cornualles.

El gran senescal o alto administrador de Escocia

El título de gran senescal o alto administrador de Escocia (en inglés: High Steward o Great Steward) fue otorgado en el siglo XII a Walter Fitzalan, cuyos descendientes conformaron luego la Casa de Estuardo. En 1371, el último de los grandes senescales heredó el trono y dicho título fue unido al de duque de Rothesay y por lo tanto al del heredero de la Corona de Escocia.


Señor de las Islas


Señor de las Islas es un título nobiliario escocés, aunque originalmente hacía referencia a una serie de gobernantes hiberno-nórdicos de los territorios vikingos de las Islas del Norte y Escocia durante la Edad Media, que se constituyeron en una potencia naval con grandes flotas. Aunque en ciertos periodos fueron vasallos del rey de Noruega o del rey de Escocia, los Señores de las Islas permanecieron funcionalmente independientes durante muchos siglos. Su territorio incluía las Hébridas, (Skye y Ross desde 1438), Knoydart, Ardnamurchan, la península de Kintyre, la isla de Arran y el condado de Antrim en Irlanda.

Conde de Carrick

El Condado de Carrick ha sido creado en varias ocasiones en la nobleza de Escocia y una vez en la nobleza de Irlanda.
En Escocia, la primera creación se remonta hacia 1186, cuando Duncan de Galloway se convirtió en Conde de Carrick. La mayoría de las tierras del Condado están en Ayrshire.
La nieta de Duncan, Margaret, que posteriormente llevaría el título, se casó con Robert de Bruce, que después sería el sexto Señor de Annandale. Su hijo, también llamado Robert y conocido como "Robert the Bruce", gobernaría Escocia como el Rey Roberto I de Escocia haciendo que el condado se uniera a la corona. Posteriormente, sucesivos reyes de Escocia volvieron a crear el condado en varias ocasiones pero lo hicieron no heredable, especificando que el título volvería a la corona con la muerte de su posesor. Así varias creaciones terminaron con la vuelta a la corona o la conversión del posesor en rey.
En 1469, el parlamento escocés aprobó un acta declarando que el hijo mayor del rey y heredero al trono ostentaría el título junto con el título de Duque de Rothesay. Después de la unión de las coronas de Escocia e Inglaterra, tanto el ducado como el condado pasaron al hijo mayor y heredero de los reyes de Inglaterra y Escocia, posteriormente reyes de Gran Bretaña y finalmente reyes del Reino Unido, siendo similares al título de Duque de Cornualles.

Baron de Renfrew

Barón de Renfrew es una dignidad que ostenta el heredero aparente del trono británico. Fue creado para el aparente heredero escocés a partir de 1404. Una ley del Parlamento escocés aprobada en 1469 confirmó el titulo. [Renfrew , una ciudad cerca de Glasgow , a veces se llama la "cuna de la familia estuardo".
En Escocia, barones eran títulos feudales, no títulos de nobleza : un escocés señor del Parlamento equivale a un barón británico. Algunos, sin embargo, afirman que la Ley de 1469 elevó efectivamente la Baronía de Renfrew a la dignidad de nobleza.  Otros sugieren que la baronía se convirtió en nobleza en la Unión de las Coronas en 1603. Finalmente, algunos estudiosos argumentan que la incertidumbre que rodea al texto de la Ley de 1469 deja a la baronía solo como una dignidad feudal, no como una dignidad noble.
El cargo oficial se da en Hansard ( Cámara de los Lores - respuestas escritas) para el 18 de mayo de 1999: "La baronía de Renfrew no es una dignidad noble en absoluto; es una baronía feudal o menor de Escocia".


 

 

Un título de incógnito es aquel que adoptan los reyes y otros miembros de la realeza en sus viajes y desplazamientos cuando desean evitar ser tratados con el protocolo que les correspondería por su posición y/o para pasar desapercibidos.


El Diccionario de la lengua española contiene la siguiente entrada al respecto:


de incógnito

1. loc. adv. U. [locución adverbial usada] para significar que una persona constituida en dignidad quiere pasar como desconocida, y que no se la trate con las ceremonias y etiqueta que le corresponden. El emperador José II viajó de incógnito por Italia.



Ejemplos históricos de títulos de incógnito son el de «condesa de Toledo» que usó la reina Isabel II de España durante su exilio o el de «duque de Toledo» que usó el rey Alfonso XIII de España en diferentes viajes y negocios.​ Un ejemplo de viaje de incógnito es recogido por la Gaceta de Madrid en la siguiente noticia:


El Rey de los belgas ha llegado de incógnito el 17 á Colonia. S.M. viaja bajo el nombre de conde de Ardennes: después de algún descanso ha continuado su camino hacia Wiesvade [sic, por Wiesbaden]

«Noticias extranjeras». Gaceta de Madrid, 1 de noviembre de 1839 (p. 2)

Al viajar bajo el título de «conde de Ardennes», el rey de los belgas evitaba que las autoridades prusianas tuvieran que organizar actos extraordinarios con motivo de la visita de un monarca extranjero.


Fernando García-Mercadal, autor de varios estudios de Derecho dinástico, sostiene que en España los títulos de incógnito están regulados por el Real Decreto 1368/1987, de 6 de noviembre, sobre régimen de títulos, tratamientos y honores de la Familia Real y de los Regentes, cuyo artículo primero establece lo siguiente:


Artículo 1.º

1. El titular de la Corona se denominará Rey o Reina de España y podrá utilizar los demás títulos que correspondan a la Corona, así como las otras dignidades nobiliarias que pertenezcan a la Casa Real. Recibirá el tratamiento de Majestad.

El citado autor indica que esas «dignidades nobiliarias» no pueden ser otras que los tradicionales títulos de incógnito.​

No hay comentarios:

Publicar un comentario